Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Conocimiento > Formación

'Beca' a los alumnos de Medicina que hagan prácticas en otra provincia

El plan de la Universidad de Salamanca busca una mejora en la calidad docente y adaptarse al protocolo de intimidad

El decano de la facultad de Medicina, Francisco Javier García.
'Beca' a los alumnos de Medicina que hagan prácticas en otra provincia
José A. Puglisi
Jueves, 23 de marzo de 2017, a las 13:00
Nuevo modelo de prácticas clínicas interprovincial. La Universidad de Salamanca tiene un proyecto de ayudas económicas para aquellos estudiantes de Medicina que, de forma voluntaria, se trasladen hasta otras provincias para la realización de las prácticas clínicas del grado. Así como ha confirmado a Redacción Médica el decano de la facultad de Medicina, Francisco Javier García, quien ha estimado que las bonificaciones podrán ser de hasta 300 euros mensuales en concepto de alojamiento y transporte.

Si bien el proyecto contempla la posibilidad de realizar prácticas clínicas en León, Ávila y Zamora, sólo el primer destino recibirá una dotación económica, debido a su distancia geográfica que impediría la posibilidad de ir y regresar durante el mismo día. “Por eso hemos pensado en una ayuda para que los alumnos cubran el gasto de alojamiento y de transporte. Aún estamos haciendo cálculos, pero consideramos que, si comparten piso, se podrá dotar de 300 euros mensuales a cada estudiante”, aclara el decano de Medicina.

La cercanía de Ávila y Zamora hacen que la Universidad de Salamanca esté dispuesta a asumir los costes de transporte. “Estamos en un proceso de negociación con empresas de transporte, con el objetivo de contar con un autobús que esté a total disposición de los estudiantes que realicen sus prácticas clínicas en esta provincia”, apunta. De ahí que, si bien hay una ayuda por parte de la institución académica, no será otorgada a través de una transferencia bancaria al estudiante.

El proyecto se pondrá en marcha a partir del curso 2017-2018, aunque aún no hay una estimación del impacto que podrá tener. “Al ser de carácter voluntario, no es fácil saber a priori cuántos estudiantes optarán a realizar sus prácticas clínicas en León, Zamora y Ávila. Lo que sí estamos seguros es que, una vez que comiencen, los alumnos quedarán satisfechos con la experiencia, lo que invitará a los de otros años a seguir sus pasos, por lo que aumentará la demanda”, estima García. Asimismo, adelanta los beneficios que se prevén alcanzar con la medida.

“Los estudiantes percibirán una mejora en la calidad docente al realizar prácticas en los centros habilitados. Además, es una forma de adelantarnos a lo regulado en el protocolo de intimidad del paciente, donde se establece el número de alumnos durante el proceso de las prácticas clínicas. Si bien aún no estamos en riesgo de caer en una saturación del sistema, la medida ayudará a que la situación se presente en unos años”, puntualiza el decano de Medicina.