Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Política Sanitaria > Farmacia

Las farmacias podrán compartir delegado de protección de datos

El Consejo General de Farmacéuticos edita una guía orientativa ante la entrada en vigor del nuevo reglamento

Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Farmacéuticos.
Las farmacias podrán compartir delegado de protección de datos
Jueves, 22 de marzo de 2018, a las 16:40
Los actores sanitarios se van preparando ante la inminente entrada en vigor de la nueva regulación europea sobre protección de datos el próximo 25 de mayo. Son múltiples las dudas sobre su impacto en el colectivo farmacéutico, particularmente en lo que se refiere a la necesidad de contar y designar a un delegado de protección de datos, necesario “cuando se requiera el tratamiento de categorías especiales de datos a gran escala”.
 
En una guía que acaba de publicar, el Consejo General de Farmacéuticos considera “conveniente” que las oficinas de farmacia así como las ortopedias y los laboratorios de análisis clínicos cuenten con esta figura, que en el caso de los colegios profesionales es “obligatoria”.
 
Sin embargo, no será necesario que cada farmacia cuente con un delegado de protección de datos individualmente, puesto que la misma figura podrá ser compartida por varias boticas al mismo tiempo. Así lo indica la propia legislación: “el delegado podrá actuar por cuenta de asociaciones y otros organismos que representen a responsables o encargados”.
 
De hecho, el Consejo General pone de ejemplo que “el delegado que haya designado un colegio de farmacéuticos podría desempeñar el mismo papel para los colegiados siempre que estos se adscriban de forma voluntaria a él”.
 
Obligaciones
 
Por otro lado, el Consejo General destaca que se establece “la obligatoriedad de elaborar un registro de actividad del tratamiento de datos que deberá facilitarse a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en caso de solicitud y publicarlo en nuestra página web para cumplir con el principio de transparencia”.
 
 Además, ahora el consentimiento para el uso de los datos que se obtengan del paciente tiene que proceder de una manifestación de voluntad “libre, específica, informada e inequívoca”, aunque esto no significa que sea necesario el "consentimiento por escrito”.