Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Política Sanitaria > Farmacia

La industria del medicamento, en contra de un precio común europeo

Farmaindustria y Efpia apuestan por que se mantenga el modelo actual, de negociación diferenciada por países

Nathalie Moll, de Efpia; Félix Lobo; y Humberto Arnés, de Farmaindustria.
La industria del medicamento, en contra de un precio común europeo
Jueves, 14 de septiembre de 2017, a las 17:10
Uno de los caballos de batalla del PSOE tanto en España como en Europa es que la negociación de los precios de los medicamentos se lleve de los países a la escala comunitaria, mejorando la posición de las administraciones públicas para lograr un mejor coste, una idea que también ha vislumbrado la propia Comisión Europea.

Nathalie Moll, directora general de la Epfia.

Esta propuesta, que ha sido argumentada tanto por el senador José Martínez Olmos como por la eurodiputada Soledad Cabezón, no gusta en el seno de la industria farmacéutica europea. Representantes de Farmaindustria y la Efpia, patronales del medicamento innovador española y europea, se han mostrado en contra de un precio común europeo, puesto que consideran que no facilita el acceso al medicamento.

"Cada país debe tener la oportunidad de decidir cómo cubrir las necesidades de su población", ha indicado Nathalie Moll, directora general de la Efpia, durante un encuentro con la prensa en Santander. "Cada estado es muy diferente, con sus propias características y su propio Producto Interior Bruto (PIB)".

De hecho, Humberto Arnés, director general de Farmaindustria, ha asegurado que "para que el acceso al medicamento sea una realidad en la Unión Europea, debe haber precios diferenciados en cada país. Es este tipo de política la que puede favorecer el acceso para la población".

Publicación como fórmula de mejora

Durante su intervención en el XVII Encuentro de la Industria Farmacéutica Española, Moll ha abordado las características de diversos modelos de evaluación de resultados sanitarios en Europa, y ha asegurado que "la transparencia y la publicación" de los mismos "conlleva su mejora, al ser conscientes tanto los pacientes como los profesionales y los gestores de la evolución. La publicación de datos puede ser una excelente herramienta para la mejora de los resultados".

Por otro lado, Moll ha reconocido que "la sanidad puede que no esté a la cabeza de las preocupaciones de los líderes europeos como en el pasado" y que, a no se que se lleven a cabo más medidas para alcanzar la eficiencia mediante la medición de los resultados en salud de las tecnologías sanitarias, "corremos el riesgo de que los presupuestos no aumenten al mismo rirmo que las necesidades de la población".