Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Política Sanitaria > Farmacia

La farmacia española presenta sus proyectos en el Congreso de la FIP

Se trata de conSIGUE y de Vigila

Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Farmacéuticos.
La farmacia española presenta sus proyectos en el Congreso de la FIP
Redacción
Lunes, 11 de septiembre de 2017, a las 19:30
El Consejo General de Farmacéuticos presenta el Congreso Mundial de Farmacia que se celebra en Seúl (Corea del Sur) los resultados de dos de sus proyectos asistenciales y de investigación que ha desarrollado a lo largo de los últimos meses, conSIGUE Implantación y Vigila.
 
”En ambos proyectos han participado farmacias de toda España promoviendo un uso seguro de los medicamentos, contribuyendo a mejorar la salud de los ciudadanos y favoreciendo la sostenibilidad del sistema sanitario”, indica el Consejo en un comunicado.  Para su presidente, Jesús Aguilar, estos proyectos “reflejan fielmente el avance que está experimentando la farmacia en España prestando servicios eficientes para el sistema sanitario, que mejoran los resultados en salud de los pacientes y ahorros a la sanidad”. Además, ha querido destacar que encuentros como el Congreso Mundial que se está celebrando en Seúl, “nos permiten comprobar que la farmacia española está a la vanguardia, liderando proyectos asistenciales y avanzando en el ámbito tecnológico e investigador, lo que nos está permitiendo no solo desarrollar grandes proyectos, sino también obtener excelentes resultados.”
 
Proyectos
 
El proyecto conSIGUE fue desarrollado entre 2014 y 2016 por el Consejo General de Farmacéuticos y la Universidad de Granada y otras nacionales e internacionales (Tecnológica de Sídney), y con la colaboración de Laboratorios Cinfa. Este proyecto evaluó los resultados de la implantación del Servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico en pacientes mayores, crónicos polimedicados. A lo largo de 15 meses 222 farmacéuticos de 11 provincias (Albacete, Canarias, Ciudad Real, Córdoba, A Coruña, Granada, Guadalajara, Gipuzkoa, Huelva y Valencia) ofrecieron el Servicio a 877 pacientes mayores de 64 años y que utilizaban más de cinco o más medicamentos de forma continuada. Durante el proceso, el farmacéutico realizó el seguimiento del tratamiento farmacológico de cada paciente, contribuyendo a optimizar los resultados en salud y evitando la aparición de problemas o resultados negativos relacionados con los medicamentos.
 
Los resultados de la fase de investigación han demostrado que la intervención del farmacéutico realizando este Servicio consigue reducir en un 54,1 por ciento los problemas de salud no controlado, en un 53,1 por ciento los pacientes que acudieron a urgencias, en un 59,8 por ciento los que fueron hospitalizados, además de una reducción media de 0,39 medicamentos. Según los estudios farmacoeconómicos que han sido publicados en diferentes medios internacionales, estos datos permitirían al sistema sanitario obtener unos ahorros de 2.272 millones de euros anuales de prestarse el Servicio al universo de pacientes mayores, crónicos polimedicados.
 
Así, la reducción de los ingresos hospitalarios generaría un ahorro de 1.629 millones de euros, la de visitas a urgencias 340 millones y la disminución de los medicamentos 303 millones.
 
 El otro proyecto presentado por el Consejo General  ha sido Vigila, ‘Farmacovigilancia en la Farmacia Comunitaria: antidiabéticos orales de última generación’, cuyo objetivo fue el de formar al farmacéutico comunitario sobre la importancia de la comunicación de los posibles efectos adversos de un determinado medicamento; así como de potenciar el procedimiento de actuación para notificar alertas adecuadamente, siguiendo el protocolo y los canales establecidos en el Sistema Nacional de Farmacovigilancia. En esta iniciativa, desarrollada entre los meses de noviembre de 2015 y junio de 2016, participaron 1.850 farmacéuticos de toda España.