20 de mayo de 2018 | Actualizado: Domingo a las 17:30
Política Sanitaria > Farmacia

La farmacia desmonta falsos mitos en cosmética

El Consejo General celebra la Jornada Nacional de Dermofarmacia

Rosa López-Torres y Cristina Tiemblo, tesorera y vocal de Dermofarmacia del Consejo General del Farmacéuticos.
La farmacia desmonta falsos mitos en cosmética
Redacción
Jueves, 16 de noviembre de 2017, a las 19:40
Son numerosos los mitos en torno a cosmética, y algunos de ellos han sido cuestionados en la Jornada Nacional de Dermofarmacia que se ha celebrado en Madrid. El encuentro, organizado por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, en colaboración con la Vocalía Nacional de Farmacia, está reuniendo a lo largo del día a más de 500 farmacéuticos en Madrid.
 
La alopecia y las dermatosis se han encontrado entre los temas tratados. Sergio Vañó, dermatólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal, ha realizado un repaso de las características diferenciales de la alopecia, preguntas clave y las principales causas y tratamientos. Entre los mitos desmontados por Vañó destaca que es falso que el lavado frecuente de cabello con champú empeore la alopecia androgénetica.
 
Por su parte, el también dermatólogo Pablo de la Cueva, abordó las características diferenciales de las dermatosis, actualizando los conocimientos de los asistentes sobre dermatosis inflamatorias, en concreto dermatitis atópica, psoriasis, dermatitis seborreica y urticaria. De la Cueva destacó que un millón de personas en España padecen psoriasis, una enfermedad crónica e incapacitante de etiología desconocida.

Cosmética natural
 
Mientras, Manuel García, vocal de dermofarmacia del Colegio de Farmacéuticos de Málaga, ha expuesto temas como las bases de la cosmética natural y sus ingredientes, la legislación actual y consideraciones específicas para usuarios con situaciones especiales.
 
Por su parte, Carmen Esteban, directora técnica de Stanpa, ha abordado aspectos generales de los productos cosméticos naturales y orgánicos y la percepción del consumidor de los mismos; así como la necesidad de una normalización internacional de estos productos, lo que beneficia tanto a los consumidores, como a las autoridades. Esteban ha señalado que “los ingredientes y productos naturales u orgánicos no son intrínsecamente más seguros que los ingredientes y productos sintéticos”.

En este sentido ha destacado que “los productos y las alegaciones no deben implicar que el producto sea más seguro porque es natural u orgánico. La seguridad para la salud humana de los productos cosméticos, naturales o no, debe garantizarse de acuerdo con las regulaciones cosméticas existentes”.