Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 18:10
Política Sanitaria > Farmacia

El boticario deriva al médico un 12% de sus consultas

Según revela un estudio publicado por la Sefac

El presidente reelegido de la Sefac, Jesús C. Gómez.
El boticario deriva al médico un 12% de sus consultas
Viernes, 27 de mayo de 2016, a las 16:30
Éstas son algunas de las conclusiones del programa I-Valor. El valor de la indicación farmacéutica, el mayor estudio realizado hasta la fecha en España en esta materia, que ha promovido la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac) y que se ha presentado en el VII Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios, que se celebra en Zaragoza del 26 al 28 de mayo.

En este estudio han participado un total de 1.022 farmacéuticos comunitarios de toda España, 846 farmacias y se han registrado a través de la página web www.ivalor.es 37.706 casos de registros de pacientes entre enero y octubre de 2015.

El informe señala que, aunque la mayoría de las personas cuando hacen una consulta de indicación farmacéutica refieren un problema de salud poco grave o  banal, el farmacéutico comunitario ha de derivar al médico hasta un 12 por ciento de las consultas, lo que garantiza la seguridad de los pacientes.

Esto no podría suceder si los medicamentos que no requieren  prescripción médica se pudieran encontrar fuera del canal farmacéutico, como ocurre en otros países.

Cinco tipos de motivos de consulta

Para el programa I-Valor se seleccionaron cinco tipos de consultas relacionadas con problemas de salud muy comunes y que pueden tratarse sin medicamentos que requieren prescripción médica, en concreto erosiones cutáneas (se registraron 7.157 casos); resfriado o gripe (11.449); pirosis (6.228); sequedad ocular (6.350); y alergias (6.522).

El grupo de resfriado y gripe fue el que más derivaciones tuvo, principalmente por motivos de fiebre (34 por ciento); le siguió sequedad ocular en pacientes mayores de 65 años (32 por ciento) y pirosis, por acidez con frecuencia mayor de dos veces por semana (24 por ciento).

Además, el farmacéutico comunitario ayudó a encarrilar la resolución de un 37 por ciento de las consultas registradas sin necesidad de indicar un medicamento. Esto también refleja la importante contribución de los farmacéuticos comunitarios y de la indicación farmacéutica a la salud del paciente  y a la sostenibilidad del sistema sanitario a pesar de que, hoy por hoy, esta actividad no está retribuida por la Administración.

El programa I-Valor ha contado para su ejecución con el aval del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, la Asociación para el autocuidado de la salud (Anefp), la Fundación Pharmaceutical Care y el Grupo de Investigación en Atención Farmacéutica de la Universidad de Granada. Además, también ha colaborado en su difusión el periódico Correo Farmacéutico y ha contado con el apoyo de Alcon, Almirall, Cinfa, Grupo Ferrer y Sanofi.