19 dic 2018 | Actualizado: 20:20

El quirófano, terreno inexplorado por el farmacéutico hospitalario

El profesional puede aportar mucho antes, durante y después de la intervención

Christene Jolowsky, Ana Lozano, Carmen Rodríguez González y María José Calvo Alcántara.
El quirófano, terreno inexplorado por el farmacéutico hospitalario
lun 12 noviembre 2018. 16.10H
Joana Huertas
El farmacéutico ha pasado de ser un gestor del medicamento a implicarse cada vez más en roles clínicos. Ha sido mucho lo conquistado en los últimos años, pero ¿qué más puede hacer en beneficio del paciente y del hospital en su conjunto?

Esta es la pregunta que se ha hecho Carmen Rodríguez, farmacéutica del Hospital Gregorio Marañón, en el marco del 63 Congreso de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH). “Nuestro entorno está cambiando y todavía nos queda por hacer”.

Lo primero, porque siguen apareciendo cada vez más medicamentos innovadores, sobre todo en Oncología, “que nos hacen estar alerta para monitorear su seguridad y eficiencia”, obligando a dar un paso más de especialización, “la única manera de acercarnos más al paciente”.


Nuevas tecnologías


Rodríguez ha recordado que ocho de cada diez personas prefieren utilizar las ventajas de las nuevas tecnologías para su salud. “Estamos ante una sociedad mucho más preparada para utilizar las nuevas tecnologías que el farmacéutico de hospital. Si se lo ofreciéramos, la gran mayoría utilizaría la atención virtual”.


"¿Nos da miedo entrar en el quirófano", se pregunta Carmen Rodríguez


Dentro del hospital, el farmacéutico ha dado pasos importantes hacia la integración en equipos clínicos. Urgencias y hospital de día son los mejores ejemplos. Sin embargo, “el farmacéutico tiene que avanzar mucho más en la atención al paciente quirúrgico”.

Se pregunta: “¿Nos da miedo entrar en el quirófano? Podemos hacer mucho mejor la atención y acompañar al paciente en todo el proceso, desde el preoperatorio hasta el alta”.

En su hospital están trabajando en un proyecto de atención al paciente quirúrgico, que vaya desde un soporte externo en la semana previa a la intervención hasta la adaptación de protocolos perioperatorios. “Hay que trabajar mucho para lograr introducir la seguridad en los medicamentos en el quirófano”.

Christene Jolowsky, expresidenta de la EAHP; Carmen Rodríguez, farmacéutica del Gregorio Marañón; Ana Lozano, vicepresidenta de la SEFH, y María José Calvo Alcántara, subdirectora general de Farmacia del Sermas.


El otro campo en el que el farmacéutico todavía puede aportar mucho valor es en la continuidad asistencial y “la colaboración directa con los centros de salud y los de especialidades como, por ejemplo, los de salud mental”.


"Humanizar no es un espacio bonito sino cambiar la forma de trabajar"


Rodríguez no se olvida de otro aspecto importante y muy de moda. “Tenemos que trabajar mucho en la humanización desde la Farmacia de hospital. Los pacientes nos valoran mucho no solo por el resultado, sino por el servicio que ofrecemos”.

Y aquí la farmacéutica del Gregorio Marañón apunta: “Nos hace falta un poco de autocrítica. Humanizar no es hacer espacios bonitos, sino cambiar la forma de trabajar”. El farmacéutico de hospital ha evolucionado mucho en lo que va de siglo. Sin embargo, le quedan todavía muchos retos en su búsqueda de la excelencia

Aspecto de la sala durante la mesa redonda: 'Nuevos roles profesionales'.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.