16 de diciembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:10
Especialidades > Farmacia Hospitalaria

La SEFH pide que los IPT sirvan para fijar el precio de medicamentos

Su tesorero, García Pellicer, apuesta por la seguridad y eficacia de los biosimilares

Javier García Pellicer, José Ramón Luis Yagüe, Jon Guajardo, Carlos Sabrido y Carlos Sisternas.
La SEFH pide que los IPT sirvan para fijar el precio de medicamentos
Redacción
Viernes, 07 de julio de 2017, a las 14:40
Javier García Pellicer, tesorero de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), ha intervenido en el I Foro Lazarillo de Tormes sobre ‘El partenariado en la calidad y eficiencia sanitarias’, organizado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), donde se ha pronunciado sobre diversos temas de interés, como los informes de posicionamiento terapéutico (IPT), los biosimilares y la individualización de los tratamientos.

Los IPT son “una excelente iniciativa al ofrecer, más allá de la autorización del medicamento, información relevante basada en la evidencia científica, de la posición que el nuevo medicamento ocupa en el mercado en comparación con otros medicamentos o medidas de salud ya existentes”.

Sin embargo, desde la SEFH se pide que “concretaran más en situaciones clínicas con evidencia dudosa y cuando existen criterios clínicos que precisan especificación, ya que al no hacerlo trasladan la decisión a nivel autonómico, de centro o individual, generando variabilidad en el acceso”.

Pellicer también pide que se incorpore un análisis económico completo “en vez de solo una frase resumen del mismo, como ocurre en la actualidad” y que “estos informes deberían servir para fijar el precio al medicamento y, sin embargo, cuando se publica la fase II del IPT, el precio ya está puesto”.

Eficacia y seguridad de los biosimilares

Sobre los biosimilares, Pellicer ha llamado la atención sobre el estudio ‘Nor-Switch’, que ha dejado clara la seguridad y eficacia de infliximab tanto en pacientes ‘naive’ como en aquellos en los que se ha sustituido el original por su biosimilar, con un mismo nivel de reacciones adversas y generación de inmunogenicidad.

Aunque no es extrapolable a otras moléculas “sí marca el camino a seguir por el resto de biosimilares, e incluso para la Administración Pública, que deberían exigir este tipo de estudios para la aprobación del biosimilar, facilitando así su posicionamiento”.

Por otro lado, el tesorero de la SEFH ha hablado de los códigos bidimensionales que la nueva normativa europea de verificación y autentificación de medicamentos obliga a situar en el embalaje secundario. Si cada envase primario lo llevara impreso, explica, “sería la mayor apuesta por la medida y mejora de la adherencia al tratamiento y por la seguridad en el uso de medicamentos que se ha vistohasta la fecha”, y eliminaría “la práctica totalidad de unidadades de reenvasado de medicamentos”.

Pellicer ha finalizado su intervención en el Foro con la apuesta de la SEFH por la individualización de los tratamientos a través de la farmacocinética  y la farmacogenética. A este respecto, ha destacado que la FDA (agencia estadounidense del medicamento) tiene casi 200 fichas técnicas de medicamentos con biomarcadores farmacogenómicos, de los que más de 50 son susceptibles de condicionar la pauta posológica del medicamento.