La mitad de los farmacéuticos de hospital trabaja en unidades clínicas

El Libro Blanco de la Farmacia Hospitalaria revela la infradotación de especialistas en los hospitales españoles

Arriba, de izquierda a derecha: Olga Delgado y Montserrat Pérez. Abajo: José Luis Poveda y Miguel Ángel Calleja.
La mitad de los farmacéuticos de hospital trabaja en unidades clínicas
mar 16 febrero 2021. 16.15H
La revista Farmacia Hospitalaria ha publicado dos artículos que analizan los datos de la encuesta que dio lugar al Libro Blanco de la Farmacia Hospitalaria.

Han sido firmados por Montserrat Pérez, Ana Lozano, Javier García, Inmaculada Torre, José Luis Poveda y Miguel Ángel Calleja, en representación de la Junta de Gobierno de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) entre 2011 y 2019.

Las publicaciones analizan los resultados referentes a la encuesta nacional de la SEFH 2019 sobre la situación de los servicios de Farmacia Hospitalaria españoles en cuanto a: características generales, recursos humanos y materiales, sistemas de información, cartera de servicios, actividad asistencial, actividad docente e investigación. La encuesta ha tenido una alta tasa de participación.

Montserrat Pérez, coordinadora de la encuesta, indica que, a partir del análisis basal recogido en los dos artículos, deberían planificarse encuestas anuales que incluyan las distintas dimensiones de la especialidad, de forma similar a la estructura de las encuestas de la EAHP (farmacéuticos de hospital europeos) y la ASHP (farmacéuticos de hospital estadounidenses), y así poder extraer resultados comparativos.

“Conocer los resultados puede resultar de gran utilidad para la SEFH y los servicios de Farmacia Hospitalaria a la hora de establecer planes de actuación”, señala Pérez.


Infradotación de especialistas en los servicios de Farmacia


Los datos aportados por la encuesta  sugieren que en los servicios de Farmacia Hospitalaria de los hospitales españoles existe una infradotación en cuanto a farmacéuticos especialistas, a pesar de haber duplicado la presencia e incorporación de los farmacéuticos en unidades clínicas.

Al respecto, la media de farmacéuticos especialistas por servicio de Farmacia fue de 5,34, y el 47 por ciento de ellos trabajaban al menos media jornada en las unidades clínicas. Sin embargo, uno de cada tres farmacéuticos no disponía de un contrato fijo.

Respecto al personal no farmacéutico que trabaja en los servicios de Farmacia, la encuesta recoge el incremento de técnicos de Farmacia, colectivo con una formación más específica y dirigida a las actividades a desarrollar en un servicio de Farmacia.

Destaca un crecimiento en la automatización de las actividades logísticas de dispensación, mientras que existe un importante margen de mejora en sistemas de trazabilidad y seguridad de las preparaciones. “Conocer estos resultados puede resultar de gran utilidad para la SEFH y los servicios de Farmacia a la hora de establecer planes de actuación”, subrayan los autores.


Un millón de pacientes externos atendidos


Los servicios de Farmacia atendieron en 2018 a cerca de un millón de pacientes externos, el 5,94 por ciento en el ámbito privado, y en ocho de cada diez pacientes atendidos se realizaba atención farmacéutica de forma continua.

La atención a pacientes no ingresados y la elaboración de medicamentos continúan avanzando en los servicios de Farmacia españoles, mientras que existe un importante margen de mejora en farmacocinética clínica, aunque sí se encuentra implantada en casi ocho de cada 10 hospitales de los de mayores tamaño.

En la encuesta 2019 se prestó un especial interés al conocimiento de aspectos relacionados con la formación y docencia en los servicios de Farmacia en todos sus ámbitos: pregrado, postgrado y formación continuada.

En España, el título de Grado de Farmacia establece que como mínimo se debe incluir una asignatura de prácticas tuteladas a realizar en una oficina de farmacia o en un servicio de Farmacia Hospitalaria, bajo la supervisión de un tutor profesional. Aproximadamente, el 80 por ciento de los servicios tenían al menos un convenio con una universidad.

Cabe destacar que el 15 por ciento de los farmacéuticos disponían de una certificación Board of Pharmacy Specialties, siendo el 55,3 por ciento de ellas en Oncología.

Se plasma tanto un compromiso con la docencia, mientras que la producción científica es todavía limitada, a pesar del incremento de doctores en los servicios. Por otra parte, más de la mitad de los servicios de Farmacia estaban acreditados por una norma de calidad, y de ellos, más del 10 por ciento por el modelo Joint Commission.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.