24 de febrero de 2018 | Actualizado: Sábado a las 14:30
Especialidades > Farmacia Hospitalaria

La Farmacia de Hospital se mira en el espejo de la recertificación médica

El director de Formación de la SEFH valora el VPC-R como la opción más probable para farmacéuticos

De izquierda a derecha: Ana Herranz, Eva Negro, Benito García y Emilio Monte.
La Farmacia de Hospital se mira en el espejo de la recertificación médica
Marcos Domínguez
Miguel Fernández de Vega
Jueves, 19 de octubre de 2017, a las 11:15
El farmacéutico de hospital es un ejemplo de profesional actualizado. Nadie en la sala donde se ha celebrado la sesión plenaria del itinerario de Formación del 62 Congreso de la SEFH ha levantado la mano al ser preguntado por Benito García, director de Formación de la sociedad científica, si no han hecho cursos de formación en los últimos dos años.

Pero esta actualización de la formación no tiene un reconocimiento administrativo, y el real decreto que desarrolle la recertificación, y que “probablemente será publicado el año que viene”, vendrá a rellenar ese hueco. Los farmacéuticos de hospital, como cualquier profesional sanitario, deberán estar preparados para ello.

García ha señalado el modelo de validación periódica de la colegiación – recertificación (VPC-R), que está desarrollando la Organización Médica Colegial (OMC) y las sociedades profesionales, como el modelo más probable a seguir por el farmacéutico de hospital.

Es decir: el colegio profesional valorará la buena praxis profesional, el adecuado estado psicofísico y la actividad laboral, “la ITV del profesional sanitario”, en palabras del director de Formación de la SEFH. La sociedad científica, por su parte, sería la encargada de evaluar el Desarrollo Profesional Continuo, es decir, que a través de cursos, seminarios, etc. se mantienen actualizadas las competencias básicas del farmacéutico de hospital.

Benito García ha destacado el modelo de la sociedad australiana de farmacéuticos de hospital para hablar de una necesidad más: la existencia de una herramienta individualizada, una plataforma de autoevaluación. Hay, no obstante, puntos oscuros que deberán ser resueltos. Una vez publicado el real decreto, será el momento de comunidades autónomas, colegios profesionales y sociedades científicas para rellenarlos.

Estándares de la ASHP

Como el Cid, el real decreto de troncalidad parecer seguir infundiendo miedo y respeto después de muerto. A pesar de ser anulado el pasado diciembre por el Tribunal Supremo, los ponentes de la sesión de formación del 62 Congreso SEFH no han dejado de hablar de él, y no precisamente para mal.

Ana Herranz, vocal de Farmacia Hospitalaria del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, ha señalado que “describe perfectamente las necesidades profesionales del Servicio Nacional de Salud”. Y detalla: trabajar centrados en el paciente y orientados a resultados, proporcionar asistencia en diferentes ámbitos asistenciales y trabajar en equipos multiprofesionales, flexibles, variados y virtuales.

El programa de la especialidad de Farmacia Hospitalaria lleva sin actualizarse desde 1999. El nuevo está ya en manos del Ministerio de Sanidad, pero “que no esté publicado no nos puede parar”, ha subrayado Herranz. Ella forma parte de un grupo de trabajo con la sociedad estadounidense de farmacéuticos clínicos (ASHP, por sus siglas en inglés) que busca crear unos estándares que permitan al residente ser certificado por esta sociedad.