Incorporar la cultura clínica y multidisciplinar desde el FIR

Raquel Sanabrias cuenta su experiencia dentro de un equipo de atención al paciente institucionalizado

De izquierda a derecha, Marina Calvo, Raquel Sanabrias y Rosa Capilla han hablado de su experiencia en la Unidad de Atención al Paciente Institucionalizado del Puerta de Hierro.
Incorporar la cultura clínica y multidisciplinar desde el FIR
sáb 19 octubre 2019. 11.00H
La integración en equipos clínicos multidisciplinares está a la orden del día en la Farmacia Hospitalaria. Pero, ¿se está preparando a los farmacéuticos para ello? Desde la residencia, al menos, no parece ser así.

Sanabrias habla de las necesidades del FIR en equipos multidisciplinares.

"Queda mucho por hacer en este aspecto", confiesa Raquel Sanabrias, farmacéutica interna residente (FIR) en el madrileño Hospital Puerta de Hierro. "Sí que es verdad que hay muchas fases de las rotaciones que son clínicas –Medicina Interna, Pediatría, Trasplante Pulmonar– pero nos falta formación para llegar a controlar los temas clínicos".

Sanabrias ha participado en el espacio dedicado a los residentes de Farmacia Hospitalaria del 64 Congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEFH), que se celebra del 17 al 19 de octubre en Sevilla. Y se considera afortunada por haber podido rotar por equipos multidisciplinares y contar su experiencia en la Unidad de Atención al Paciente Institucionalizado del Puerta de Hierro.

"Es una parte de las Urgencias que está dedicada a aquellos que vienen de residencias de ancianos e ingresan en nuestra unidad. Se trata de evitar ingresos largos y mejorar la atención de estos pacientes", explica.


La presencia del adjunto



"A veces, la cuestión es más la comunicación que, a lo mejor, la teoría"


En su experiencia, la diferencia que existe con respecto a otras áreas clínicas es que dispone de una farmacéutica adjunta "de la que vas a aprender mucho" y fomentará el engrase perfecto entre el médico hospitalario, el de Primaria, las enfermeras de continuidad asistencial y las propias de la unidad, entre otras personas.

Por eso, de su etapa en la rotación, Sanabrias destaca la importancia de la comunicación con los diferentes miembros del equipo. "Lo primero es conocer la unidad y las personas que la integran para tener un trato de confianza". Lo explica: "Para que ellos confíen en ti tienes que conocer su funcionamiento, qué personas forman parte del equipo multidisciplinar y qué momentos son los adecuados para comunicarles ciertas cosas, porque dependiendo de lo que quieras comunicar será mejor una manera u otra".

Con quien no hay comunicación, reconoce, es con el paciente, porque son muy frágiles, están encamados, muchas veces vienen desorientados... Pero sí que hay relación con los familiares", apunta.

Queda mucho por hacer, reconoce la residente de Farmacia, en el aspecto clínico. Por eso valora los casos prácticos, "para que una vez subas a la unidad, sepas no solo la teoría sino comunicarte con los médicos. A veces la cuestión es más la comunicación que, a lo mejor, la teoría".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.