Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:40
Especialidades > Farmacia Hospitalaria

En el Servicio de Farmacia "todos somos líderes"

Según María Sanjurjo, del Gregorio Marañón, "ya no existe la figura del jefe sino la del líder inspirador"

María Jesús Lamas, Héctor Alonso, Josep Ribas y María Sanjurjo.
En el Servicio de Farmacia "todos somos líderes"
Marcos Domínguez
Miguel Fernández de Vega
Miércoles, 18 de octubre de 2017, a las 18:10
El desarrollo de los Servicios de Farmacia es un ejemplo de innovación y éxito organizativo. No es de extrañar que uno de los itinerarios formativos descritos en el 62 Congreso de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria se llame 'Liderazgo-planificación-innovación'.

La sesión plenaria de este itinerario ha sido una descripción de cómo estos procesos han hecho y hacen evolucionar la especialidad en España. María Sanjurjo, jefa del Servicio de Farmacia del Gregorio Marañón y encargada de moderar la sesión, ha destacado que “todos somos líderes: tenemos que planificar y tenemos que saber innovar”.

Esta concepción implica que el modelo del Servicio ha cambiado: “Ya no existe la figura del jefe y sus seguidores, sino del líder inspirador y todos los que le acompañan”. Y ha dejado claro que “todos tenemos responsabilidad de que el Servicio vaya hacia delante”.

No se trata de un tema jerárquico. Josep Ribas, miembro del grupo 2020 de la SEFH, ha subrayado que “la Farmacia de Hospital tiene líderes, tanto en mayúscula como en minúscula: todos son necesarios” en la evolución de la disciplina.

La sesión plenaria sobre innovación atrajo a multitud de farmacéuticos de hospital.


La introducción de la innovación tampoco entiende de tiempos: “Siempre es momento de cambiar aunque no haya recursos”, ha apuntado Héctor Alonso, del Servicio de Farmacia del Doctor Negrín (Gran Canaria).

“Los farmacéuticos podemos dar un paso adelante respecto al diseño de los planes farmacoterapéuticos del paciente, individualizándolos, y nuestras habilidades y conocimientos son un vehículo para ello, solo tenemos que dar un paso más para hacernos expertos en los aspectos clínicos del medicamento y transformarnos de personal sanitario a proveedor de salud”, ha concluido.

Poner un pie en la Luna

Por su parte, María Jesús Lamas, del Servicio de Farmacia de la Xerencia de Xestión Integrada de Santiago de Compostela, ha representado el papel de una generación de jefes de Servicio que “ha introducido nuevas formas de gestión y dirección, dando pie al enfoque en el paciente, la farmacia clínica y los equipos asistenciales”.

Este cambio en la visión del trabajo del farmacéutico de hospital ha sido posible gracias a “una cuidadosa planificación: la planificación estratégica puede hacer realidad cualquier objetivo por lejano y difícil que nos parezca”.

A este respecto, ha puesto el ejemplo de la carrera especial de los años 60, y de cómo Estados Unidos, de ir por detrás, logró poner un hombre en la Luna. “Una cuidadosa planificación estratégica entre todos consiguió este hito”.