20 de octubre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 19:30
Especialidades > Farmacia Hospitalaria

El futuro laboral farmacéutico centra la reunión de Castilla y León de SEFH

Residentes y farmacéuticos del sistema privado, centros penitenciarios o industria han explicado su labor

La industria es una de las salidas profesionales del farmacéutico de hospital.
El futuro laboral farmacéutico centra la reunión de Castilla y León de SEFH
Redacción
Viernes, 17 de marzo de 2017, a las 11:30
La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) ha organizado la reunión de su delegación de Castilla y León en Segovia, en la que han participado 60 profesionales y que se centró en ‘El valor añadido de ser farmacéutico de hospital: otras experiencias laborales’. En él se analizó la situación laboral de los residentes que acaban su ciclo de formación y una aproximación hacia la ampliación de horizontes en el mundo laboral de la farmacia hospitalaria.

Blanca de la Nogal, delegada autonómica de la SEFH en Castilla y León, ha destacado la participación de “muchos compañeros farmacéuticos especialistas que están desarrollando su trabajo en otros ámbitos diferentes a la red nacional de hospitales públicos”. Es decir: hospitales privados, centros penitenciarios, ensayos clínicos o internacionalización.

Florencio Castelao González, jefe de Servicio del Hospital de Santa Catalina, contó la experiencia del farmacéutico en un hospital privado, explicando a los asistentes su papel en la gestión de medicamentos y de productos sanitarios en centros privados, así como los resultados obtenidos en eficiencia y atención farmacéutica.

En centros penitenciarios ha sido Marta Monedero Ramos quien explicó su experiencia. Es jefa del Servicio de Farmacia en el Centro Penitenciario Madrid V. Soto del Real. Sus funciones pasan por la gestión de los medicamentos, la atención farmacéutica y la vigilancia de la adherencia, sobre todo en enfermedades infecciosas tales como tuberculosis, VIH y hepatitis.

Por su parte, Diego Sánchez Nieto, que trabaja en la industria farmacéutica, explicó su labor en ensayos clínicos, y Esther Rodríguez Murphy, que ha trabajado durante cinco años en hospitales de Reino Unido, ha explicado su experiencia en el Servicio Nacional de Salud de aquel país.