Un artículo en ‘Farmacia Hospitalaria’ analiza en práctica real los efectos de estas alternativas terapéuticas

Dos nuevos fármacos en artritis reumatoide se muestran eficaces y seguros


13 jul 2021. 13.45H
SE LEE EN 2 minutos
Lara González, Rosa María Giménez, Susana Castro, Ana Belén Veiga y Carlos Crespo, farmacéuticos especialistas en Farmacia Hospitalaria del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra y del Instituto de Investigación Sanitaria Galicia Sur, Fundación Biomédica, publican un artículo original en la revista Farmacia Hospitalaria bajo el título: ‘Baricitinib y tofacitinib en pacientes con artritis reumatoide: resultados de práctica clínica habitual’.

Lara González explica que “se trata de un estudio en práctica clínica habitual sobre dos fármacos aprobados recientemente para una patología crónica con un importante impacto sociosanitario. Los estudios que conllevaron a la aprobación de estos inhibidores JAK realizaron comparativas frente al estándar de tratamiento habitual sin comparar directamente ambos fármacos. Además, la realización de estudios en práctica real permite tener un mayor conocimiento de las diferentes alternativas terapéuticas y sus efectos tanto beneficiosos como perjudiciales en estos pacientes”.

“Ambos fármacos -continúa González- demostraron similares resultados en cuanto a efectividad y seguridad en el tratamiento de la artritis reumatoide. Creo que los estudios en práctica clínica real, como este, pueden aportar datos muy interesantes para ayudar en la toma de decisiones y seleccionar la mejor alternativa terapéutica para cada paciente”.

Resultados del estudio


Este estudio observacional retrospectivo de dos años de duración incluyó pacientes diagnosticados de artritis reumatoide en tratamiento con baricitinib o tofacitinib en el Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra durante al menos seis meses. Se evaluaron 44 pacientes, 20 (70 por ciento mujeres) recibieron tratamiento con baricitinib, 24 (95,8 por ciento mujeres) con tofacitinib.

Baricitinib redujo la puntuación en la escala DAS28 en 2,3 y 1,7 a los 6 y 12 meses. Tofacitinib en 2 y 1,9 respectivamente. Baricitinib redujo el número de articulaciones inflamadas y dolorosas en 7 a los 6 y 12 meses, tofacitinib en 4 las inflamadas y 6 las dolorosas. Baricitinib redujo la puntuación en la escala visual analógica del dolor en 7,8 y 6,8; tofacitinib en cinco y seis a los seis y 12 meses.

El 40 por ciento de los pacientes con baricitinib y el 62,5 por ciento con tofacitinib precisaron tratamiento con corticoides. El 10 por ciento de los pacientes con baricitinib y el 25 por ciento de los pacientes con tofacitinib suspendieron el tratamiento por ineficacia.

El 10 por ciento de los pacientes de baricitinib y el 12,5 por ciento de tofacitinib experimentaron reacciones adversas, pero solo un paciente de cada grupo suspendió el tratamiento por esta razón. No se observaron diferencias estadísticamente significativas entre ambos fármacos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.