Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Especialidades > Farmacia Hospitalaria

"Que la farmacia siga trabajando separada está destinado al fracaso"

Los farmacéuticos necesitan líderes que abran camino en este ámbito, según Bernardo Santos

De izquierda a derecha: Mario González, Montserrat Vilanova y Bernardo Santos.
"Que la farmacia siga trabajando separada está destinado al fracaso"
Marcos Domínguez
Jueves, 06 de octubre de 2016, a las 09:30
Qué duda cabe que la integración de niveles asistenciales supone un cambio en el paradigma del sistema sanitario. Pasar de un trato vertical a un trato en horizontal supone superar muchos “miedos y tabúes” entre la Atención Primaria y la especializada, sostiene Bernardo Santos, director del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla.

Y es que hay muchos mitos y reticencias interniveles, admite. Además, apenas hay evidencia científica publicada sobre la integración, ha admitido Santos en una charla sobre integración en el marco del 61 Congreso de la SEFH.

No obstante, se trata de un cambio apasionante que además esta ocurriendo a nivel internacional. El cambio en la especialidad precisamente en este sentido (Farmacia Hospitalaria y de Atención Primaria) y el desarrollo de lo sociosanitario, “un ámbito a caballo entre ambos niveles”, hacen del momento actual el ideal para iniciar esta aventura.

Hacen falta líderes

Para Santos, la farmacia necesita “líderes que quieran responsabilizarse y adquirir las competencias”. Ellos serán los que abrirán camino a través de un “cambio vertiginoso para el que no estamos preparados”.

Por ejemplo, superando las duplicidades y trabajando codo con codo farmacéuticos de Primaria y hospital, pues “seguir trabajando separados está destinado al fracaso. No puede haber una persona que lleve las compras de Primaria y otra las de hospital”.

Esta relación también implica el trabajo conjunto entre profesionales: del equipo de farmacia hospitalaria con los médicos de Atención Primaria, y el de los farmacéuticos de Primaria con los profesionales especializados. Ello no será posible sin “establecer una reorganización cultural en el área de farmacia”, concluye Santos.