16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Los enfermeros del SNS cobran 1.500 euros menos al año de lo que deberían

Su inclusión en el grupo A-2 de funcionarios implica un salario base inferior a otros graduados

Víctor Aznar, presidente de Satse, y Rafael Reig, secretario de Acción Sindical de Satse.
Los enfermeros del SNS cobran 1.500 euros menos al año de lo que deberían
dom 01 enero 2017. 19.20H
Carlos Corominas
El fin de año siempre es tiempo de deseos y si hay un Gobierno en plenas funciones estos deseos se convierten en peticiones para las organizaciones sindicales. Tras un año sin interlocución, el Sindicato de Enfermería Satse ha aprovechado para lanzar sus demandas profesionales para el nuevo año. Entre ellas exigen que se incluya a los funcionarios de Enfermería en el Grupo A-1 de los empleados públicos. Una medida que supondría una aumento de 1.500 euros en su sueldo base al año.
 
Actualmente, según los baremos marcados por Hacienda, un funcionario del grupo A-1 tiene un sueldo base de 14.824,22 euros mientras que para uno del grupo A-2 es de 13.035,60 euros. Las diferencias entre estas categorías también se trasladan a las retribuciones por los trienios. Cada año el grupo A-1 cobra por un trienio 570,12 euros y por el grupo A-2 472,66 euros.
 
Para comprender esta diferencia hay que remontarse a 2007, cuando se aprobó el Estatuto Básico del Empleado Público que modificaba las categorías de los funcionarios en función de la formación y las adaptaba a la nueva realidad educativa creada con la desaparición de las licenciaturas y las diplomaturas a favor de los grados universitarios.
 
Se marcaba entonces una división del Grupo A, entre A-1 y A-2, categoría a la que solo pueden acceder graduados. La propia ley, y su posterior versión de 2015, señalan que la división de estas categorías es transitoria. Una definición a la que se aferra Rafael Reig, secretario de Acción Sindical de Satse, que afirma que "no se sostiene que sigan manteniendo las diferencias entre licenciados y diplomados cuando ya todo el mundo es graduado". Para ilustrarlo pone un ejemplo: "Si un periodista es contratado por un servicio de salud tendrá categoría A-1, mientras que un enfermero sigue siendo A-2".
 
Igualar categorías
 
La reivindicación de Satse es que se igualen estas categorías en el sueldo base, pero que se establezcan tramos de aumentos por formación o responsabilidad. "En ningún caso decimos que un enfermero cobre lo que un médico, pero sí que tenga la misma categoría", explica Reig. Para el sindicalista, la diferencia del sueldo tiene que venir en los complementos y no en la base, "que debe ser igual para todos porque todos son graduados".  
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.