Las políticas en riesgos biológicos no convencen a dos de cada 3 enfermeros

El 61,79 por ciento de enfermeros dice que las medidas tomadas en sus centros no son suficientes para evitar accidentes

Respuestas a la pregunta de si el centro ha tomado medidas contra los riesgos biológicos.
Las políticas en riesgos biológicos no convencen a dos de cada 3 enfermeros
mar 14 febrero 2017. 12.30H
Redacción
La mayoría de los enfermeros considera que en sus lugares de trabajo no se han tomado las medidas suficientes para prevenir accidentes biológicos. Los últimos datos públicos del Barómetro Enfermero del sindicato enfermero Satse revelan que un 61,79 por ciento de enfermeros considera que su empleador (ya sea público o privado) ha tomado algunas medidas para evitar estos riesgos, pero que estas son insuficientes.
 
Un 32,77 por ciento de los de los 4.858 enfermeros encuestados sí considera que las medidas asumidas por los empleadores son suficientes, mientras que un 5,43 por ciento afirma que no se ha tomado ningún tipo de medida para evitar que se produzcan accidentes de este tipo.
 
En una oleada anterior, se revelaba que el 73 por ciento de los encuestados había sufrido algún tipo de accidente biológico durante el desempeño de su trabajo. La mayoría de los preguntados consideraba que el estrés producido por la alta carga de trabajo era la causa principal de estos incidentes.
 
Otra de las realidades que desvela este estudio es que el 18,24 por ciento de los enfermeros españoles se ha formado sobre este asunto en su puesto de trabajo. Por otro lado, un 18,32 por ciento denuncia que no se les ha formado de ninguna manera; un 41,81 por ciento afirma que se les ha formado parcialmente sobre el tema y un 21,63 por ciento afirma que se ha formado por su cuenta.
 
Protocolo específico
 
En el otro lado de la balanza, el 78,61 por ciento de los encuestados afirman que su centro dispone de un protocolo de actuación en caso de que se produzca algún tipo de accidente biológico. El 16,08 por ciento no sabe si tal protocolo existe y un 5,31 por ciento afirma que no lo hay.
 
Además, el 52,78 por ciento afirma que la mayoría de los dispositivos cortopunzantes con los que trabaja tienen un mecanismo de seguridad incorporado. El 14 por ciento asegura que todos los tienen y un 24,39 por ciento dice que sólo las agujas disponen de él. Únicamente un 6,09 por ciento de los enfermeros encuestados afirma que trabaja con objetos cortopunzantes sin dispositivos de seguridad. El 1,85 por ciento no emplea este tipo de artilugios.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.