Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:00
Política Sanitaria > Enfermería

Enfermería estalla contra Sanidad por excluirles del pacto antiagresiones

Critica en una carta (dirigida también a Interior) el trato recibido en la nueva instrucción contra las agresiones

Máximo González Jurado, presidente del CGE, y Dolors Montserrat, ministra de Sanidad.
Enfermería estalla contra Sanidad por excluirles del pacto antiagresiones
Redacción
Viernes, 07 de julio de 2017, a las 15:20
Enfermería ha estallado contra el Ministerio de Sanidad y el de Interior a cuento de su última instrucción contra las agresiones a sanitarios. Según la carta que ha remitido el presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, a ambos responsables y a la que ha tenido acceso Redacción Médica, el colectivo no solo les recrimina “la exclusión de la profesión enfermera” de este protocolo, sino el “trato recibido durante el acto de presentación de la misma”.

González Jurado se refiere a la presentación pública que efectuaron Dolors Montserrat y Juan Ignacio Zoido, junto a Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), este miércoles y a la que Enfermería solo fue invitada a asistir, no a participar. “El vicepresidente del CGE, Florentino Pérez Raya, que asistió al acto sustituyéndome al encontrarme ausente de Madrid, pudo comprobar con bochorno, indignación y dolor cómo la profesión que representamos era ignorada y menospreciada”, lamenta el presidente en su misiva. 

Críticas solo al Gobierno, no a la profesión médica

“Nos sentimos agredidos por unos gobernantes que, una vez más, solo tienen ojos para los médicos en cualquier iniciativa que se ponga en marcha”. Prosigue González Jurado en su carta al Gobierno, recalcando con estas palabras que sus críticas van solo contra los dirigentes políticos y no contra la profesión médica –la única que ha participado activamente en este protocolo–. “Y vaya por delante que los médicos son nuestra profesión hermana, con quienes trabajamos codo con codo, cuidando de la salud de las personas y salvando miles de vidas cada día, eso sí, en condiciones de igualdad (…) Por eso, esta carta no va en absoluto contra ellos”, manifiesta.

En línea con su crítica y estupor contra la actuación gubernamental, el CGE asegura que lo del miércoles “ha sido una verdadera falta de respeto institucional con la Enfermería y con sus legítimos representantes”, y más teniendo en cuenta, justifica la organización, que es “la profesión sanitaria que mayor número de agresiones verbales, psicológicas y físicas que está sufriendo cada día”. Y para razonar esta argumentación, Enfermería proporciona dos razones en su carta.

En la primera, considera que “se ha ignorado nuestra presencia en el proceso de aprobación de la instrucción e se ha impedido nuestra participación a la que tenemos derecho como miembros del equipo multidisciplinar sanitario”. Y en la segunda, porque “se ha limitado nuestra asistencia al acto de presentación como meras comparsas o simples floreros, reclutados como palmeros para hacer bulto en un acto en el que ni siquiera se tuvo la delicadeza de destinar uno de los múltiples asientos reservados a las instituciones o entidades enfermeras”. “Si se trataba de un acto excluso de la OMC, bastaba con haberlo advertido y no habernos invitado”, prosigue González Jurado.

Reprimenda a Montserrat y Zoido por igual

En la extensa misiva, el presidente dedica unas críticas tanto a Dolors Montserrat como a Juan Ignacio Zoido. A la primera, Máximo González Jurado resalta su “sorpresa” de que “su equipo no le haya advertido de que en su día el CGE fue convocado y participó junto con representantes de las comunidades autónomas y de otras profesiones sanitarias en la Mesa Técnica sobre Agresiones al Profesional Sanitario”. Pero va más allá y se pregunta “si va a ser ésta la nueva línea de diálogo y respeto con la profesión enfermera que nos ofreció”.

Al ministro del Interior, Enfermería da “por descontado que la Instrucción será inmediatamente modificada para incluir a la profesión en el mismo nivel y con los mismos derechos y obligaciones que la médica”. Asimismo, el CGE se plantea si “ésta es la forma adecuada de mantener el respeto institucional que propugnó respecto a esta profesión en sus tiempos como delegado del Gobierno en Andalucía o alcalde de Sevilla”.

Y prosigue: “A pesar de haber sido una de las situaciones más bochornosas de nuestra vida, de sentirnos maltratados y ninguneados, por respeto a ustedes como ministros, no hemos querido trasladar nuestra indignación a los asistentes al acto mientras se celebra, ni abandonarlo. Sin embargo, esta va a ser la última vez que toleraremos una indignidad como ésta”. Pidiéndole, al final de la misiva, una “rectificación inmediata y una compensación acorde con el desprecio sufrido”.

Actuaciones de Enfermería contra las agresiones de sanitarios

Para reforzar su postura como parte esencial contra las agresiones a sanitarios, Enfermería enumera las principales actuaciones que ha llevado a cabo en este sentido en los últimos años. “Ser la principal víctima de la violencia en el sector sanitario hizo necesario que actuáramos con contundencia cuando las agresiones dejaron de ser un acto anecdótico para pasar a ser un problema cada más frecuente”, explica. “Es por ello que fuimos los primeros en actuar y llevamos más de 15 años luchando por disminuir los innumerables casos que se vienen dando en el sistema sanitarios contra los profesionales en general y las enfermeras en particular”.

Por ello, Enfermería ha sido pionera en el desarrollo de todo tipo de acciones dirigidas a acabar con esta lacra, como las reuniones que ha mantenido con las Juntas Fiscales de las diferentes comunidades (además de la mantenida con el Fiscal General del Estado); promover la modificación normativa para que cualquier agresión a sanitario fuese tipificada como delito; organizar más de 30 jornadas, congresos y cursos contra agresiones en el año 2006 o crear, en 2007, el Observatorio de Agresiones a Profesionales Enfermeros.

Asimismo, a lo largo de todos estos años, el CGE ha promovido entre las autoridades sanitarias todo tipo de medidas para luchar contra esta grave problemática, muchas de las cuales, están ya implantadas en varias autonomías, como el desarrollo de protocolos de actuación, detallan en su comunicado.

Acceda aquí a la carta que ha remitido el Consejo General de Enfermería.