18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 15:30
Política Sanitaria > Enfermería

Enfermería "está en peligro": la mitad de hospitales no tiene bioseguridad

Un informe del nuevo observatorio enfermero revela que el 95% de los profesionales denuncia accidentes biológicos

Manuel Cascos, presidente de Satse, y Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.
Enfermería "está en peligro": la mitad de hospitales no tiene bioseguridad
Carlos Corominas
Miguel Fernández de Vega
Lunes, 04 de diciembre de 2017, a las 11:30
La mitad de los hospitales españoles no tiene medidas de seguridad ante posibles accidentes biológicos. El primer informe realizado por el Observatorio de Bioseguridad de la Mesa de la Profesión Enfermera, que aglutina al Consejo General de Enfermería y al sindicato Satse, apunta a que la situación en los centros de salud es aún peor: únicamente el 30,1 por ciento de los encuestados afirma que su centro dispone de material de este tipo.
 

Pérez Raya y Cascos denuncian la situación de trabajo de los profesionales

El informe, presentado este lunes en rueda de prensa, señala que el 95,8 por ciento de los profesionales de Enfermería encuestados que trabajan en hospital dicen que se han producido accidentes biológicos. Una situación que se ha dado entre el 60,3 por ciento de los que trabajan en centros de salud. La encuesta se ha realizado con una muestra de 144 enfermeras centinela, trabajadoras que revisan y se informan sobre las medidas de bioseguridad y qué protocolos se siguen en sus propios centros. 

En la presentación del estudio, Carmen Vide, responsable de Salud Laboral de Satse, ha sido clara sobre la situación en la que se encuentra la Enfermería: "Está en peligro". Ha dicho que sí, que una cabina de bioseguridad es cara, pero "más cara es la vida de una sola enfermera". En lugar de mejorar, esta situación ha empeorado con los años: en 2013 se reportaron 4.619 accidentes; en 2014 fueron 5.159 y en 2015 se registraron 5.560.

"Situación preocupante"

El presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, ha calificado la situación de "preocupante" y ha criticado la pasividad de las administraciones: "El Consejo Interterritorial fijó unas medidas y una financiación finalista, pero las comunidades autónomas las han ido destinando a otras partidas".
 
El mayor riesgo se encuentra en operaciones habituales como es la canalización de vías y la administración de medicamentos, según ha explicado el presidente del sindicato Satse, Manuel Cascos, que ha cifrado en 20 los virus potencialmente mortales a los que están expuestas las enfermeras, entre ellos la hepatitis B, la hepatitis C y el SIDA. 

En cuanto a materiales antiguos, según la información reportada por estas 144 enfermeras, no se han retirado las agujas convencionales en el 70 por ciento de los hospitales ni en el 86 por ciento de los centros de salud. Además, hay un 2,7 por ciento de hospitales y un 4,2 por ciento de centros de salud que no tienen agujas huecas. Una cifra que, aunque pueda parecer baja, para Rafael Jesús López, vicesecretario general del Consejo General de Enfermería, supone un peligro: "Un solo hospital sin los medidas adecuadas ya supone un riesgo y un incumplimiento". 

José Luis Cobos, asesor del Consejo General de Enfermería; Pilar Fernández, vicepresidenta del Consejo General de Enfermería; Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería; Rafael Jesús López, vicesecretario general del Consejo General de Enfermería; Rafael lletget, asesor del Consejo General de Enfermería; Francisco Corpas; responsable del Departamento Legal del Consejo General de Enfermería. 


Un momento de la rueda de prensa del Observatorio de Bioseguridad de la Mesa de la Profesión Enfermera.