El sindicato Satse apunta no solo a la detección, sino también a la prevención de casos

Enfermería destaca su rol en violencia machista pese a la falta de recursos
María Labrador.


25 nov 2021. 11.20H
SE LEE EN 3 minutos
El Sindicato de Enfermería, Satse, ha reclamado a las administraciones publicas que incrementen los recursos y medios para luchar contra el acoso sexual y por razón de sexo en el lugar de trabajo, “un tipo de violencia que sufre el 40 por ciento de las mujeres mayores de 16 años en algún momento de su vida”, señala en un comunicado.

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el sindicato de Enfermería reitera su compromiso y “respaldo sin fisuras en la lucha contra este grave problema”, sumándose, un año más, a la campaña impulsada desde las Naciones Unidas que busca informar y sensibilizar sobre este grave problema de salud pública que afecta a una de cada tres mujeres en el mundo.

Satse ha puesto este año el foco en el acoso sexual y por razón de sexo en el ámbito laboral, un tipo de violencia que ha permanecido “invisible” durante muchos años y que, además de las consecuencias a nivel físico o psicólogico, supone un grave obstáculo a su desarrollo profesional y participación laboral y contribuye, en numerosas ocasiones, a expulsar a las mujeres afectadas del puesto de trabajo.

Además, recuerda que está constatado que las situaciones de mayor vulnerabilidad son factores que aumentan el riesgo de las mujeres ante al acoso sexual y por razón de sexo. El 40 por ciento de las mujeres mayores de 16 años han sufrido este tipo de violencia en algún momento de su vida, según una encuesta del Gobierno sobre violencia hacia las mujeres.

Asimismo, la encuesta concluye que en el 86 por ciento de las situaciones los agresores son hombres y en cerca de la mitad de casos se trata de un superior jerárquico. Entre otras actuaciones se encuentran los comentarios y chistes sexistas, los piropos y comentarios sexuales, el contacto físico y  las peticiones e invitaciones de naturaleza sexual.


Papel de las enfermeras frente a la violencia machista


Tanto en este tipo de violencia hacia las mujeres como en el resto, las enfermeras y enfermeros desarrollan una labor fundamental a la hora de identificar y detectar, atender y acompañar, asi como a la hora de informar y formar para prevenir este tipo de conductas violentas, apuntan desde la organización sindical.

Por ello, el sindicato de Enfermería insiste en la necesidad, un año más, de que todos los servicios de salud cuenten con las plantillas adecuadas y promuevan condiciones óptimas de trabajo para que todas las mujeres que lo necesiten puedan ser atendidas en las mejores condiciones y en cualquier momento o circunstancia.

Por último, Satse recuerda que la violencia contra las mujeres se manifiesta de múltiples formas (física, sexual, psicológica…), como la violencia ejercida por un compañero o excompañero sentimental (maltrato físico y/o psicológico, violación dentro de la pareja…),  mujeres víctimas de trata (esclavitud y explotación sexual),  violencia sexual y acoso (violación, actos sexuales forzados, acoso callejero o cibernético…), mutilación genital femenina o el matrimonio infantil forzoso, entre otras.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.