Redacción Médica lleva a debate la situación de la profesión enfermera en la Comunidad de Madrid

Mar Rocha, Cristina González, Marta Fernández, Lara Edurne González y Olalla Batres.


26 feb 2022. 18.50H
SE LEE EN 13 minutos
La Atención Primaria ha manifestado sentirse “debilitada”, “agotada” e incluso “menospreciada”, especialmente tras el estrés provocado por la pandemia por Covid-19, por lo que no solo reclama más atención e inversión, sino también reconocimiento. Para abordar esta situación, desde el plató de Redacción Médica se ha realizado un diagnóstico del estado en el que se encuentra la Enfermería madrileña, gracias a la colaboración del Colegio de Enfermería de Madrid. 

En este debate, las participantes han expuesto las principales reclamaciones que realiza el colectivo enfermero y se han adentrado en cuestiones de interés para la profesión, como el "necesario" cambio de modelo de la Atención Primaria, el verdadero reconocimiento del papel de la Enfermería o las consecuencias del cierre de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP).

También se han puesto sobre la mesa otros temas de actualidad, como la oferta de plazas EIR para esta convocatoria o la vía de acceso extraordinaria de Familiar y Comunitaria.

¿En qué situación se encuentra la Atención Primaria en la Comunidad de Madrid desde el punto de vista de la Enfermería?

Mar Rocha: "En la Comunidad de Madrid se calcula que harían falta 14.000 profesionales".

Mar Rocha, portavoz y adjunta a la Presidencia del Colegio Oficial de Enfermería de Madrid (Codem): Haciendo un balance general, no solo es un problema en la Comunidad de Madrid, sino a nivel nacional. La Primaria en España y en la Comunidad de Madrid está en crisis desde hace mucho tiempo, no solo a raíz del Covid-19. Si queremos sostener el modelo sanitario, necesitamos resoluciones urgentes.

Desde el punto de vista de Enfermería, Primaria se encuentra en una situación todavía si cabe más gravosa puesto que tenemos unas ratios enfermeras muy escasas, con las que no se puede dar respuesta a los cuidados que nos exige la población; una población cada vez más envejecida, con mayores patologías crónicas y, por tanto, una necesidad mayor de cuidados.

Lara Edurne González, presidenta de la Sociedad Madrileña de Enfermería Familiar y Comunitaria (Semap): Creo que, aparte de la falta de recursos e inversión económica, esta crisis se trata de una cuestión filosófica: ¿para qué y por qué existe la Atención Primaria? ¿Cuál es el modelo con el que se inició hace 40 años y en qué punto estamos ahora? La mayor crisis la estamos sufriendo en Enfermería o, al menos, así es en la Comunidad de Madrid. Falta un modelo, un guion, una filosofía. Esto se demuestra en los últimos años, cuando hay unas especialistas concretas que son específicas y que tienen competencias para seguir avanzando en el desarrollo de la enfermería Familiar y Comunitaria y Madrid todavía no apuesta por ellas.

Cristina González, presidenta de la Asociación Madrileña de Matronas: Las ratios en el colectivo que represento son realmente inasumibles. ¿Quién concibe que una sola matrona pueda cuidar de 25.000 mujeres? Es una auténtica barbaridad, sobre todo si tenemos en cuenta que las matronas no solo nos dedicamos al embarazo y al puerperio. Nos dedicamos absolutamente a toda la salud sexual y reproductiva de las mujeres, desde la menarquia hasta el climaterio.

Realmente tenemos otro problema y es que no formamos parte del equipo del centro de salud, sino que somos una unidad de apoyo o unidad de atención específica. No estamos ubicadas de manera física en el centro de salud.

Marta Fernández: "Exigimos estar en la toma de decisiones políticas".

Marta Fernández, enfermera de Atención Primaria especialista en Familiar y Comunitaria: El problema de Atención Primaria viene desde hace mucho tiempo. Ha sido siempre la cara de detrás de la sanidad, no se le prestaba atención y, con la llegada de la pandemia, se visibiliza este detrimento. Estamos viendo que Atención Primaria necesita un debate a nivel de Enfermería, a nivel sanitario y a nivel poblacional. ¿Para qué estamos las enfermeras de Atención Primaria? A veces parece que solamente estamos para cuestiones burocráticas o cuestiones de prevención secundaria. Creo que, con la pandemia, las enfermeras se han dado cuenta de lo mal que están.

¿Cuáles son las tres medidas más urgentes para el colectivo de Enfermería?

Mar Rocha: El desarrollo profesional es una de ellas. Las especialistas en Familiar y Comunitaria están desaparecidas; muchas lo son, pero no están contratadas como tal, por lo que tampoco se pueden desarrollar en esos puestos. Por otro lado, la estabilización. No puede ser que tengamos pocas enfermeras y, además, estén rotando por los centros con contratos de muy corta duración y cada día en un sitio, sin poder dar unos cuidados de continuidad.

¿Se tiene un cálculo de cuántas enfermeras hacen falta en la Comunidad de Madrid?

Mar Rocha: Solo en la Comunidad de Madrid se calcula que harían falta 14.000 profesionales para hacer una ratio por enfermera paciente. Pero, si atendemos a la necesidad de cuidados real de nuestra población, al tener una población cada vez más envejecida, posiblemente ese número aumentaría significativamente.

Lara Edurne González: Una de las mayores reivindicaciones es la categorización de los puestos de trabajo, es decir, que en Atención Primaria se contrate a las enfermeras especialistas en este ámbito laboral, que hay muchas. Este año se resolverá la vía excepcional, con lo que habrá más, pero tiene que haber categorización de los puestos de trabajo como lo hay en las matronas. Por otro lado, las enfermeras reclaman poder desarrollar una función directiva. También el desarrollo pleno de todas las competencias.

Marta Fernández: Solicitamos autonomía real, es decir, una firma para la prescripción enfermera. Por otra parte, también pedimos una firma en pruebas diagnósticas y en derivaciones; es nuestra decisión y lo queremos firmar, queremos que sea reconocido. Se trata de una firma para poder tener, al fin y al cabo, una posibilidad de cerrar procesos por nosotras mismas. Por otra parte, exigimos que estemos en la tomas de decisiones políticas, así como el desarrollo profesional de las especialidades.

¿Uno de los principales problemas es la falta de reconocimiento a la profesión?

Cristina González:
 Aparte de esa falta de reconocimiento, necesitamos darle el puesto a la enfermera especialista en atención a la familia en la Comunidad. Con respecto a nosotras, las matronas no tenemos ese "problema" con la categorización del puesto, pero sí lo tenemos con la categorización de las funciones, puesto que los ratios inasumibles nos han relegado al embarazo y el puerperio. Estamos dejando desatendidas a las mujeres en otras esferas de su vida sexual y reproductiva.

 Cristina González, Mar Rocha, Olalla Batres, Lara Edurne González y Marta Fernández.


¿Cómo afectan los cierres de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) a la atención de los pacientes?

Mar Rocha: El personal de Atención Primaria no realiza esos cuidados, pero es la urgencia más cercana a la población. Si esos puestos de urgencia se cierran, los pacientes acuden a las urgencias hospitalarias. Sabemos y conocemos que, sobre todo cuando hay picos de incidencia, se colapsa el sistema hospitalario.

Marta Fernández: Además del colapso de la urgencia hospitalaria, se puede producir una desatención de la población. Esa población que está en su zona básica se tiene que desplazar al hospital más cercano, pero a lo mejor ese hospital más cercano para esa persona no es posible en ese momento.

Por otro lado, estamos intentando desde Atención Primaria decirle a las personas que, si tienen una demanda aguda, acudan al centro de salud para hacer una valoración y, si es necesario, derivarle al hospital. Pero, si es fin de semana, sí tienen que ir a la urgencia hospitalaria. Ahí nuestra labor de educación y guía ante el sistema sanitario, ante cómo utilizarlo. Tenemos que poner ya en funcionamiento de nuevo los SUAPs, al igual que los SAR, que son los Servicios de Atención Rural, no se han cerrado.

Lara Edurne González: Creo que  los SUAPs, al ser un servicio de urgencias de Primaria de proximidad, son un claro beneficio para la población.

Cristina González: " En la Comunidad de Madrid se forman anualmente 44 matronas, número claramente insuficiente".

Cristina González: Ese cierre de los centros de urgencia de Atención Primaria lo que hace es masificar las urgencias hospitalarias. Por tanto, más pacientes en urgencias hospitalaria y más sobrecarga de nuestros compañeros que trabajan en una urgencia hospitalaria. Hay que tener cuidado porque esos pacientes van por un motivo de consulta urgente; una urgencia hospitalaria que se puede demorar.

Marta Fernández: Precisamente, dentro del nuevo plan de Atención Primaria, hay un proyecto que aborda la Atención por parte de Enfermería de la demanda aguda.

¿De qué tareas consideran que se está excluyendo actualmente a las enfermeras?

Lara Edurne González: Creo que todo lo que tiene que ver con la gestión se está excluyendo. Tampoco se está desarrollando la gestión de casos, ya sea a nivel hospitalario con enfermera de enlace o en los centros de salud.

Cristina González: Hemos hablado mucho de la gestión y nosotras, como matronas, tenemos un problema añadido. A una enfermera la gestiona una enfermera, a un médico le gestiona un médico, pero, ¿quién gestiona a una matrona? Desde luego que no es una matrona.

Marta Fernández: Creo que, si cada vez tenemos más recursos y los problemas están llegando antes, quizás es hora de plantearse poner más enfermeras de Familiar y Comunitaria que desarrollen sus competencias al cien por cien, desde la gestión sanitaria y de casos hasta la investigación. Con más acceso a investigación, podemos demostrar cómo los cuidados a edad temprana mejoran mucho la salud de la población.

¿Cómo valoran la vía excepcional de Familiar y Comunitaria y el supuesto fraude cometido por algunos candidatos en la misma?

Mar Rocha: El examen ha llegado muy tarde, pero ha llegado. Sobre el fraude, tendrá que perseguirse y castigarse. El hacer las cosas telemáticas es lo que tiene, por lo que se tendrán que poner todos los medios para que esto no pase.

Lara Edurne: "No creo que sea justo que hubiera sido un examen fácil".

Lara Edurne González: Yo me he presentado y estábamos contentísimos. El examen ha sido muy difícil, pero creo que era adecuado a lo que se estaba valorando. No creo que sea justo que hubiera sido un examen fácil.

Respecto a la oferta de plazas EIR para esta convocatoria, ¿valoran que debe aumentar la oferta del Ministerio de Sanidad?

Marta Fernández: Creo que no. Cuando hablamos de aumentar estamos mirando solamente cantidad, pero creo que es hora de empezar a valorar la cualidad.

Mar Rocha: No creo que sea una respuesta simple. Si hablamos de cifras numéricas para tener a profesionales suficientes especialistas en los centros como nos gustaría, la oferta EIR es escasa. Si hablamos de la cualidad, de hacerlo con garantía y calidad, posiblemente pueda estar ajustada al número de tutores que hay actualmente. No solo tenemos que ser ambiciosos en el sentido de tener plazas EIR y tutores suficientes para dar una formación sanitaria especializada de calidad, sino que,además, el propio sistema sanitario tiene que ser capaz de absorber a esos especialistas que se están creando.

Lara Edurne González: tenemos que pensar qué queremos y para qué queremos a las enfermeras en Atención Primaria. Nosotros pensamos que el modelo que se tendría que desarrollar en Atención Primaria. No debería de ser solo asistencial en el centro de salud, sino también en toda la parte preventiva. La 'C' de Comunitaria que tenemos en nuestro título no se está desarrollado.

Cristina González: Con respecto a mi especialidad, sí hace falta aumentar las plazas. En la Comunidad de Madrid se forman anualmente 44 matronas, número claramente insuficientes para satisfacer las necesidades de la población femenina de nuestra comunidad.

Las participantes remarcan las principales reivindicaciones de la Enfermería Familiar y Comunitaria.


No me gustaría despedir el debate sin hacer una breve ronda de conclusiones.

Cristina González: Atención Primaria debe  asumir ese papel que nos corresponde,no solo a nivel de asistencia, sino a nivel de papel. Podemos firmar aquellos procedimientos que llevamos a cabo en nuestra práctica asistencial diaria. Se nos tiene que reconocer el papel de gestión y revisar kas ratios.

Mar Rocha: Es fundamental resolver el modelo sanitario que queremos tener como sociedad. Esto pasa por tener un modelo de cuidados, de cuidados además finalistas, con base en la Atención Primaria, en la prevención y en la promoción de la salud. Para ello, necesitamos que el sistema absorba a las especialistas, con estabilización en el empleo.

Lara Edurne González: Necesitamos, sobre todo, apostar por la especialidad de Atención Primaria. Apostar por categorizar los puestos de trabajo y por la continuidad, especialmente por el beneficio de los pacientes. También tenemos que ver qué modelo queremos de Atención Primaria.

Marta Fernández: Tenemos que empezar a categorizar los puestos de trabajo, que las enfermeras de Familia tengan voz y voto dentro de las políticas sanitarias, tanto a nivel de Atención Primaria como de salud pública. También hay que empezar a retomar todo aquello que tiene que ver con la Comunidad, empezar de nuevo a dar continuidad y equidad.

 Cristina González, Mar Rocha, Olalla Batres, Lara Edurne González y Marta Fernández.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.