Psicología y coronavirus: "Los sanitarios necesitarán ayuda especializada"

Pablo Rodríguez, profesor y tutor de APIR, da su visión psicológica de la actual situación del coronavirus Covid-19

Pablo Rodríguez.
Psicología y coronavirus: "Los sanitarios necesitarán ayuda especializada"
mar 21 abril 2020. 13.40H
La crisis del coronavirus Covid-19 va a dejar secuelas nunca antes vistas en numerosos extractos de la sociedad, pero sobre todo en el psicológico. Cuando España ya ha superado la barrera de los 200.000 contagios y las 20.000 muertes por coronavirus, el Sistema Nacional de Salud debe comenzar a preguntarse cómo abordar los problemas psicológicos que dejará esta pandemia, sobre todo en el personal sanitario. Pablo Rodríguez López, profesor y tutor en APIR, explica a Redacción Médica que “el personal sanitario constituye una población de alto riesgo para multitud de cuadros de la Salud Mental”, por lo que según su opinión “necesitarán ayuda especializada” en el futuro inminente.

¿Cómo le ha afectado personalmente la situación del Covid-19 como psicólogo clínico?

Todo ha sucedido muy rápido, cuando solo llevaba 4 meses viviendo en Madrid.  Al trabajar en un Centro de Salud Mental, muy pronto optamos por empezar a atender telefónicamente a nuestros pacientes.  Nuestra contribución en esta crisis es acompañarles en su angustia y hacer lo posible por que no tengan que acudir a ningún centro sanitario, especialmente a Urgencias.

Han comenzado el curso de APIR en marzo, justo coincidiendo con el confinamiento, ¿cómo os ha afectado esta situación?

Afortunadamente la academia ha podido responder y adaptarse perfectamente al Estado de Alarma, por la infraestructura virtual que ya tenía (plataforma, aplicaciones). Las clases presenciales canceladas han sido cubiertas con más clases y contenidos extra online, y los alumnos están siendo comprensivos.


"No concibo que las plazas PIR no continúen subiendo"


¿Cuándo comenzarán sus clases presenciales?

Nosotros estamos deseando volver. Todo depende del momento en que termine el estado de Alarma, y de las recomendaciones con respecto a reuniones y aforos máximos que las autoridades sanitarias estipulen a partir de entonces. 

¿Cuáles cree que será el panorama dentro de la salud mental después del Covid-19?

Ya estamos empezando a comprobarlo.  En el Centro de Salud Mental hemos puesto un servicio de atención telefónica a familiares de fallecidos por Covid-19.  Es de esperar que las circunstancias de los ingresos hospitalarios y las características de los fallecimientos traigan consigo la aparición de cuadros de duelo complicado, marcados por la imposibilidad de despedirse ni de incluso llegar a ver el rostro del fallecido en el momento de su muerte.  Por otra parte, la previsible crisis económica, al igual que sucedió hace 10 años, favorecerá la aparición de multitud de cuadros adaptativos en caso de pérdida de empleo y de estabilidad financiera.


"Las clases presenciales canceladas han sido cubiertas con más clases y contenidos extra online"


¿Cree que el post Covid-19 traerá consigo un incremento en el número de plazas PIR ofertadas en la próxima convocatoria?

La progresión de los últimos años en el número de plazas ofertadas para Psicología Clínica hace pensar que será así.  En esta convocatoria por primera vez ha habido un aumento histórico (aunque insuficiente), que hace pensar que el Ministerio se ha hecho eco de la tremenda demanda asistencial y la insuficiencia estructural de especialistas en el sistema sanitario.  Personalmente, no concibo que las plazas PIR no continúen subiendo precisamente en el año más difícil de nuestra historia reciente.

¿Cuáles son las patologías mentales asociadas al Covid-19 que afectan a los profesionales sanitarios?  

El personal sanitario constituye una población de alto riesgo para multitud de cuadros de la Salud Mental, algunos adaptativos (como el conocido Síndrome de “estar quemado”), y otros más graves como el Estrés Agudo y el Estrés Postraumático, que nos consta pueden afectar especialmente a los profesionales sanitarios en primera línea de la lucha contra el Covid-19.  En la gran mayoría de los casos estos cuadros evolucionarán positivamente incluso sin tratamiento.  En otros, la presencia de síntomas disociativos (actuar en automático, sensación de irrealidad, amnesia para los eventos más desagradables), hacen prever que se necesitará ayuda especializada.

¿Y respecto a los alumnos de APIR?

Respecto a los alumnos, están experimentando exactamente las mismas condiciones que el resto de la población.  Por lo tanto, cabe esperar también en ellos un incremento de síntomas depresivos leves que ya estaban presentes o que se mantenían latentes.  Por otro lado, la desescalada y el reencuentro con las multitudes pueden hacer aflorar diferentes cuadros ansiosos, especialmente la agorafobia.

¿Cómo viven sus 70 alumnos con plaza provisional la incertidumbre de no tener las listas definitivas?

Con asombrosa y oportuna paciencia. No hay que olvidar que muchos de ellos llevan luchando por su plaza PIR varios años, por lo que esperar unas semanas más, teniendo la certeza de que su plaza les aguarda, se lleva de otra manera.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.