Una investigación española confirma la aparición de proctitis, amigdalitis y abscesos en los infectados

Viruela del mono: así son los nuevos síntomas de un contagiado
Un paciente afectado por la viruela del mono.


16 ago 2022. 11.50H
SE LEE EN 2 minutos
La viruela del mono sigue generando contagios en España y un estudio realizado por el Hospital 12 de Octubre, el Hospital Germans Trias y el Hospital Vall d’Hebrón sobre 181 casos de viruela del mono diagnosticados en Madrid y Barcelona confirma diferentes primeros síntomas del contagiado, como es el caso de sufrir proctitis, amigdalitis y abscesos. Tras este hallazgo, los investigadores del estudio alertan a los profesionales sanitarios a estar atentos ante cualquier sospecha de la enfermedad, principalmente en personas que viven en áreas con alta posibilidad de transmisión o exposición.

De entre los casos estudiados en el estudio, publicado en la revista científica The Lancet, todos ellos explicaron haber tenido sensación de malestar previo o posterior al sarpullido, aunque aparecieron señales atípicas como proctitis (25 por ciento de los casos), amigdalitis (11 por ciento) y abscesos (3 por ciento).En concreto, los investigadores ponen énfasis en los casos de proctitis de los casos estudiados, ya que tuvieron manifestaciones sistémicas antes incluso de la aparición de las lesiones cutáneas, y sobre la ulceración amigdalar.

En el análisis prospectivo de todos los pacientes con viruela del mono, se analizó, no solo el comportamiento sexual y la forma de presentación de la infección, sino que también se estudiaron los exámenes y seguimiento clínico y los resultados de las pruebas virales realizadas en muestras obtenidas de las lesiones en piel, garganta y mucosa anal.

El contacto piel con piel, principal vía de transmisión


Gracias a este estudio a gran escala y debido al mayor volumen de la muestra y el análisis clínico pormenorizado de los casos que sufren viruela del mono, se añaden nuevos síntomas no descritos hasta el momento, como la proctitis y la ulceración de las amígdalas.

A partir de la evidencia del contacto piel con piel durante las relaciones sexuales como principal vía de transmisión de la viruela del mono, las conclusiones de este estudio aportan información necesaria para alcanzar diagnósticos certeros, como que el patrón de transmisión ha cambiado en esta ocasión del contacto respiratorio al contacto cutáneo, junto a la aparición de manifestaciones no habituales.

Asimismo, la investigación señala que las cargas virales eran sorprendentemente más altas en muestras de lesiones cutáneas que en las obtenidas de la faringe, lo que debe estudiarse más y, en virtud de las conclusiones, optar o no por el aislamiento domiciliario de los afectados por motivos respiratorios.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.