20 de junio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 16:50
Especialidades > Dermatología

Solo un tercio de pacientes está informado de la comorbilidad en psoriasis

El 63 por ciento asegura que su médico no le ha informado sobre las patologías asociadas a la enfermedad

El director de Acción Psoriasis, Santiago Alfonso.
Solo un tercio de pacientes está informado de la comorbilidad en psoriasis
Redacción
Miércoles, 25 de octubre de 2017, a las 11:00
El 63 por ciento de los pacientes con artritis psoriásica asegura que su médico no le ha informado sobre las comorbilidades asociadas a esta enfermedad, las cuales afectan al 34 por ciento de los pacientes, tal y como se desprende de una encuesta sobre artritis psoriásica realizada por Acción Psoriasis, la Sociedad Española de Reumatología (SER) y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.

Aparte de afectar gravemente a las articulaciones, los participantes en el análisis reconocen que sufren otras patologías como sobrepeso (14 por ciento), ansiedad (13 por ciento), depresión (10 por ciento) e hipertensión (10 por ciento).

Sin embargo, y a pesar de estos problemas, los afectados por artritis psoriásica lamentan la escasa información global que reciben por parte de los profesionales sanitarios, calificando a la misma con una nota de 5,59 sobre 10 y con un 3,77 cuando se trata de la información relacionada con las enfermedades asociadas.

Además, un 23,5 por ciento asegura haberse sentido en algún momento rechazado o excluido como consecuencia de su enfermedad. De hecho, según el director de Acción Psoriasis, Santiago Alfonso, las personas con artritis psoriásica o solo con psoriasis no pueden optar a un puesto en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado: "Pero ya no sólo no pueden optar a estos puestos, sino que también padecen discriminación en gimnasios, piscinas o vestuarios. Todo ello a pesar de que se ha demostrado que la psoriasis no es contagiosa".

Abordaje multidisciplinar

Por otra parte, el informe refleja que el 6,6 por ciento de los pacientes solicita un mayor trabajo conjunto entre las especialidades de Dermatología y Reumatología, dado que es una patología que si no es tratada de forma adecuada y precoz puede provocar alteraciones "irreversibles" con grave discapacidad.

Se estima que los pacientes tardan una media de cinco años entre la aparición de los primeros síntomas y el diagnóstico, debido, tal y como explica el portavoz de la SER Carlos Guillén, a las dificultades que existen para detectarla al no haber una sola prueba que permita identificarla: "Se tienen que reunir diferentes diagnósticos para establecer un diagnóstico correcto. El trabajo multidisciplinar mejora el diagnóstico y, por tanto, el pronóstico del paciente".