Investigadores descubren un factor en el desarrollo de la enfermedad que abre la puerta a un nuevo tratamiento

La inhibición de una proteína alivia los síntomas de la psoriasis


19 abr 2021. 15.50H
SE LEE EN 4 minutos
Los factores genéticos subyacentes de la psoriasis aún no se han investigado lo suficiente. La inflamación de la piel suele ser provocada por factores externos como infecciones o estrés. Un equipo de investigación del Instituto de Investigación del Cáncer de la Universidad Médica de Viena ha logrado identificar un nuevo factor en la transmisión de señales del sistema inmunológico que juega un papel importante en el desarrollo de un episodio psoriásico. Los científicos han demostrado que los síntomas pueden aliviarse inhibiendo la proteína 'c-Jun' en la transmisión de señales.

La manifestación clínica común de la psoriasis es un engrosamiento gris rosado de la epidermis en distintos focos de infección, las denominadas placas. La investigación biomédica sobre los procesos moleculares involucrados ha demostrado que una interrupción en la interacción normal entre el sistema inmunológico y las células epiteliales dérmicas es responsable de la inflamación. Sin embargo, hasta ahora no estaba claro qué vías de señalización regulan la activación de las células inmunes, contribuyendo así a la patogénesis.

En el estudio reciente, publicado en la revista Embo Molecular Medicine, se demostró utilizando datos de pacientes y modelos animales que una proteína conocida como "c-Jun" en una célula inmunitaria particular, la célula dendrítica, juega un papel importante en la promoción de la inflamación de la piel psoriásica. "La inhibición de la transmisión de señales por c-Jun alivia los síntomas en el modelo animal", asegura el autor principal del estudio Philipp Novoszel, del Instituto de Investigación del Cáncer de MedUni Vienna.

La proteína que se estudió, c-Jun, pertenece a una familia más grande de factores de transcripción, factores de unión al ADN, conocidos como Activator Protein-1 (AP-1). Estudios anteriores ya han identificado un papel significativo de estas proteínas AP-1 en la psoriasis en las células epiteliales dérmicas, pero su función en las células inmunitarias aún no estaba clara.

"Para responder a esta pregunta, examinamos si las proteínas AP-1 en las células inmunes tienen un papel en la patogénesis de la psoriasis. Identificamos valores elevados de c-Jun en células dendríticas en secciones de piel de pacientes con psoriasis", explica Novoszel. "Para investigar más a fondo el papel de c-Jun, desactivamos el gen específicamente en células dendríticas". Cuando se desencadenó una inflamación de la piel similar a la psoriasis, descubrimos que la desactivación de c-Jun redujo el engrosamiento epidérmico y disminuyó la infiltración de células inmunes.

Opción de tratamiento


La inhibición farmacológica de la proteína activadora de c-Jun, conocida como JNK (c-Jun N-terminal Quinasa) fue igualmente eficaz. "Eso representa una opción de tratamiento potencial, ya que se encuentran disponibles inhibidores selectivos de JNK altamente efectivos y podrían investigarse", enfatiza Novoszel. Un análisis adicional utilizando células dendríticas humanas mostró que c-Jun controla la secreción de una molécula clave en el desarrollo de la psoriasis, la citocina interleucina-23 (IL-23). Los valores altos se encuentran característicamente en pacientes con psoriasis y conducen a la activación de las células T desencadenantes de la enfermedad. "La inhibición de la transmisión de señales dependiente de c-Jun podría mejorar el cuadro clínico de la psoriasis al reducir la IL-23 patógena".

"Los hallazgos de nuestro estudio describen una función proinflamatoria previamente desconocida de c-Jun en las células dendríticas dérmicas. Esto ocurre, a nivel molecular, a través del control de la citocina interleucina-23. Un bloqueo terapéutico de la señal de c-Jun-JNK, por lo tanto, podría ser un enfoque terapéutico prometedor para el tratamiento de la psoriasis ", señala el autor del estudio en resumen.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.