23 de octubre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 13:20
Especialidades > Dermatología

Proponen una nueva categoría en las afecciones cutáneas

Un estudio sugiere que las enfermedades genéticas de la piel no se enmarquen dentro de la queratinización inflamatoria

Los investigadores analizan los factores ambientales y genéticos detrás de las inflamaciones cutáneas.
Proponen una nueva categoría en las afecciones cutáneas
Redacción
Viernes, 14 de julio de 2017, a las 13:20
La mayor parte de pacientes con algún problema en la piel coinciden en que el origen de los brotes cutáneos es algo misterioso. Recientemente, la investigación médica ha empezado a analizar los factores ambientales y genéticos que se esconden detrás.

Así, un estudio internacional liderado por la Universidad de Nagoya, en Japón, ha querido definir una nueva categoría de enfermedades genéticas de la piel basándose en la experiencia de pacientes con problemas cutáneos graves sin definir. El equipo científico argumenta que algunas alteraciones de la piel son en realidad una respuesta autoinflamatoria con una base genética. Estos síntomas reflejan la respuesta primitiva más incontrolada del sistema inmunitario más profundo del cuerpo, que no depende necesariamente de una infección.

En palabras del líder de la investigación, Masashi Akiyama, "muchos trastornos de la piel están catalogadas dentro del amplio grupo de enfermedades de queratinización inflamatoria. Este término no es muy útil porque abarca muchos tipos de problemas de la piel y no considera si la causa de la ruta es inflamatoria o genética o una combinación de ambos”.

La queratinización es el proceso metabólico que forma la capa externa de la piel, basada en proteínas duras y resistentes al agua, incluyendo queratina y lípidos. Sin embargo, cualquier problema puede provocar que la queratinización deje de funcionar correctamente, dando lugar a problemas cutáneos. Por ejemplo, las reacciones inmunitarias o alérgicas y muchos tipos de eczema implican una respuesta inflamatoria, donde el propio sistema inmunológico del cuerpo se autoataca, reaccionando de forma exagerada a un irritante.

"Desarrollar tratamientos más eficaces"

Según el coautor, Kazumitsu Sugiura, "hemos estado encontrando más y más de estas enfermedades autoinflamatorias relacionadas con la piel y es hora de que reconozcamos esto como una nueva categoría de enfermedad de queratinización inflamatoria. Una mejor comprensión de las causas en los problemas de la piel es la única manera de que los médicos ayuden a los pacientes a controlar sus síntomas y a desarrollar tratamientos más eficaces".