30 de mayo de 2017 | Actualizado: Lunes a las 23:10
Especialidades > Dermatología

Ni el estrés provoca calvicie ni los olvidos indican demencia

Otro mito extendido entre la población española es que vivir en una ciudad contaminada causa cáncer de pulmón

El 68% de los españoles cree que el estrés provoca calvicie precoz.
Ni el estrés provoca calvicie ni los olvidos indican demencia
Redacción
Viernes, 30 de diciembre de 2016, a las 12:20
Un estudio ha puesto de manifiesto que algunos mitos relacionados con la salud están todavía demasiado extendidos entre la población española. Por ejemplo, el 68 por ciento cree que el estrés provoca calvicie precoz, cuando este problema dermatológico surge de forma prematura por genética, por enfermedad o por malos hábitos como el tabaco.

De hecho, según el Índice de Conocimiento de Salud y Bienestar, el estrés es una de las cuestiones sobre la que los españoles presentan un mayor desconocimiento, dado que el 78 por ciento dice que puede causar úlcera de estómago, pero no hay evidencia científica al respecto; y el 67 por ciento no cree que haya algunos tipos de estrés que sean buenos para la salud, cuando sí que existe un tipo, el eustrés, que dota a quien lo padece de herramientas útiles para afrontar la vida.

Respecto al envejecimiento, el 80 por ciento considera de manera equivocada que el envejecimiento va de por sí acompañado de un deterioro físico y mental inevitable, y el 61 por ciento que los olvidos suelen indicar demencia, a pesar de que estos pueden estar causados por otros aspectos, como una medicación determinada o depresión.

El trabajo también analiza la percepción que los españoles tienen sobre determinados aspectos del cáncer, la cuestión de salud que más preocupa a la población. En este sentido, el 60 por ciento dice que vivir en una ciudad contaminada causa, con el tiempo, cáncer de pulmón, si bien se ha demostrado que la probabilidad de que ocurra es muy baja y solo en personas con ocupaciones específicas.

Otro mito relacionado con el cáncer es que beber agua embotellada que se ha mantenido en un coche durante mucho tiempo produce cáncer, algo que el 55 por ciento de los españoles considera cierto, aunque no se ha demostrado que esta situación cause o aumente el riesgo de padecer un tumor.