Los melanomas en extremidades inferiores afectan más a las mujeres

En cambio, los hombres tienen tasas más altas en cabeza, cuello y tronco

El exceso masculino para el melanoma del tronco se produjo a una edad más joven que para el melanoma de cabeza y cuello.
Los melanomas en extremidades inferiores afectan más a las mujeres
mar 19 mayo 2020. 11.20H
Tal y como sugiere un estudio publicado en JAMA, el melanoma tiene una incidencia mayor en mujeres antes de la mediana edad debido a tasas más altas de lesiones en miembros inferiores. Por el contrario, se observa un exceso en los hombres en todos los países después de la mediana edad, debido en gran medida a las tasas más altas de melanoma de la cabeza y el cuello, y más notable en las poblaciones de mayor incidencia de Australia y Nueva Zelanda que experimentan una alta radiación UV ambiental. 

Los investigadores centraron su estudio en las diferencias observadas en la incidencia de melanoma entre hombres y mujeres varían según la población, la edad o el sitio anatómico, llegando a la conclusión de que "los patrones temporales de incidencia de melanoma por sexo, edad y sitio anatómico en las poblaciones parecen ser consistentes con una compleja interacción de factores innatos y externos que influyen en el desarrollo del melanoma".

En su opinión, "la investigación futura debería centrarse en subdivisiones más finas del sitio anatómico. Se pueden obtener más conocimientos a través de la caracterización molecular de melanomas que surgen en diferentes sitios del cuerpo, no solo en términos de fuente de enfermedad, pero también características y pronóstico biológicos tumorales".

Esta investigación ha estado limitada por la cantidad y diversidad de tumores primarios y no tiene un alcance global. "Además, comprender las bases genéticas de la distribución del sitio corporal del nevo y el melanoma en hombres y mujeres puede ayudar a explicar las diferencias en la incidencia de melanoma específica del sexo y el sitio", consideran los autores.

Método de estudio


Los investigadores han utilizado datos sobre poblaciones predominantemente de piel clara en 8 países, un análisis de las tendencias temporales específicas de sexo y sitio en la incidencia de melanoma de 1982 a 2015 sugiere que la tasa a la que se desarrolla el melanoma difiere constantemente según el sitio del cuerpo y edad, así como la ubicación geográfica. Además, estas diferencias aparentes específicas del sitio fueron modificadas por sexo.

Todo ello, con la intención de probar si las diferencias observadas en la incidencia de melanoma entre hombres y mujeres varían según la población, la edad o el sitio anatómico.

Durante 1982-2015, la incidencia estandarizada por edad de melanoma invasivo para todos los sitios del cuerpo combinados fue mayor en hombres que en mujeres en las poblaciones de individuos blancos de EEUU, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Por el contrario, las tasas de melanoma fueron más altas en mujeres que en hombres en Dinamarca durante todo el período de estudio, en el Reino Unido de 1982 a 1998 y en Noruega de 1982 a 1989. Las tasas de incidencia de melanoma fueron similares para hombres y mujeres en Suecia para todo el período de estudio y para los períodos de tiempo más recientes en el Reino Unido y Noruega.

Sitio anatómico del melanoma


Los investigadores también han examinado las tendencias temporales en la incidencia de melanoma específico del sexo por sitio anatómico en las 5 poblaciones para las cuales se disponía de datos históricos específicos del sitio. En todas las jurisdicciones, los hombres tuvieron tasas consistentemente más altas de melanoma de cabeza, cuello y tronco que las mujeres (es decir, TIR> 1) . Los autores también observaron tasas de melanoma consistentemente más bajas en las extremidades inferiores en hombres que en mujeres en todas las poblaciones. Los melanomas de las extremidades superiores ocurrieron con frecuencia similar en hombres y mujeres en todos los países.


El exceso masculino para el melanoma del tronco se produjo a una edad más joven que para el melanoma de cabeza y cuello


Observamos una tendencia general de aumentar las TIR de hombres a mujeres con el aumento de la edad, con TIR de menos de 1 (es decir, exceso de melanoma en las mujeres) en todas las poblaciones menores de 45 años, y TIR de más de 1 en los mayores de 69 años. 

"Cuando examinamos las IRR de hombre a mujer a diferentes edades por sitio anatómico, encontramos que los aumentos en la IRR en cada población se asociaron en gran medida con cambios en la incidencia de melanomas de los sitios de cabeza y cuello y tronco. En contraste, encontramos que los melanomas ocurrieron con mayor frecuencia en las extremidades inferiores en mujeres que en hombres en todas las poblaciones en todas las edades, y que esta proporción permaneció esencialmente constante durante el período de observación".

Estos análisis compilaron datos de incidencia específicos de edad, sexo y sitio a través de períodos consecutivos para cada población para obtener una visión general integral de los patrones de tendencias. Los análisis mostraron que el exceso masculino para el melanoma del tronco se produjo a una edad más joven que para el melanoma de cabeza y cuello (media, 45.0 vs 52.5 años), y el exceso femenino de melanoma en las extremidades inferiores fue aparente incluso antes (media, 27.5 años) .



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.