Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 10:40
Especialidades > Dermatología

Los enfermos confían en el dermatólogo si viste atuendo elegante

La mayoría de los pacientes desechan un aspecto 'casual' de sus especialistas

Los especialistas de la piel influyen con su aspecto en cómo abordan la terapia sus pacientes y en sus resultados.
Los enfermos confían en el dermatólogo si viste atuendo elegante
Redacción
Domingo, 02 de abril de 2017, a las 11:40
El atuendo formal con bata blanca de los dermatólogos inspira confianza entre sus pacientes, que prefieren ese aspecto de su médico en la consulta o en el quirófano frente a vestimentas más informales o incluso relacionadas con la cirugía (como los pijamas verdes, por ejemplo).

Así se deduce de un estudio publicado en JAMA Dermatology que utiliza una encuesta dirigida a 261 personas que completaron, de forma correcta, 255 (en concreto 118 hombres, 121 mujeres y 22 sin género especificado en el cuestionario).

En el sondeo, se les pregunta por sus preferencias respecto a la vestimenta de sus dermatólogos en tres contextos diferentes: la consulta, el quirófano y la sala de cuidados de heridas.

La media de edad de la muestra era de 56,3 años; un 72 por ciento tenía estudios de grado o superiores. Asimismo, un 63 por ciento se consideraba paciente habitual de las consultas dermatológicas; un 24 por ciento de los quirófanos (para intervenciones relacionadas con la especialidad) y un 13 por ciento había visitado salas de cuidados para enfermos de la piel.

Como hipótesis de partida, los autores del trabajo pensaron que lo más probable sería que los enfermos se sintieran más cómodos con el atuendo formal de sus dermatólogos al entrar en la consulta, pero prefirieran la ropa quirúrgica cuando fueran atendidos tanto en el quirófano como en la sala de cuidados.

Sin embargo, los resultados reflejaron una elección generalizada de la vestimenta clásica, no relacionada con las intervenciones quirúrgicas o de otra índole, para todos los contextos asistenciales.

Un 73% escogió la ropa clásica para su médico especialista

Para ser precisos, un 73 por ciento de las respuestas a la encuesta se decantó  por un dermatólogo (en general, sin especificar el contexto) con atuendo profesional clásico; un 19 por ciento por vestimenta de uso común en cirugía; un seis por ciento por ropa propia más de un empresario o directivo que de un sanitario, y, por último, tan solo un 2 por ciento se sentía más confiado con su dermatólogo si éste llevaba puesta ropa informal o casual.

Otros datos curiosos del trabajo son los que reflejan algunas diferencias en las preferencias de los pacientes en función de su raza o de su condición laboral, entre otros factores analizados. Así, por ejemplo, los enfermos de razas diferentes a la blanca, y también los desempleados, reflejaron en sus respuestas menor afinidad por el atuendo formal de sus dermatólogos.