23 de octubre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 19:00
Especialidades > Dermatología

Las declaraciones de herpes genital aumentan un 196% en cuatro años

Según el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía, también se han incrementado las de gonorrea y clamidia

Los especialistas consideran que la causa es la relajación en cuanto a medidas de prevención.
Las declaraciones de herpes genital aumentan un 196% en cuatro años
Redacción
Viernes, 18 de noviembre de 2016, a las 12:00
La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) y el área de Dermatología del Hospital Costa del Sol han organizado la I Jornada de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), una actualización sobre las patologías que se pueden contraer en este ámbito. En los últimos años se ha producido una curva ascendente muy importante en cuanto al número de declaraciones obligatorias de enfermedades de transmisión sexual. En el periodo 2010-2014, según el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía, se han incrementado un 196 por ciento las declaraciones de herpes genitales, un 60 por ciento las de gonorrea y un 21 por ciento las de clamidia.

Algunas de las causas a las que los especialistas atribuyen este aumento son la relajación por parte de la sociedad en general en cuanto a medidas de prevención, como el uso del preservativo; el incremento de las prácticas de riesgo; o la facilidad de contactos sexuales en portales de internet con una sensación de seguridad inexistente.

Según Juan Bosco Repiso, miembro de la AEDV, “en general todas las ETS se encuentran en claro ascenso, aunque la mayoría son prevenibles”. En cuanto a las novedades en prevención y tratamiento, las vacunas frente al virus del papiloma humano (VPH) que cubren los genotipos responsables de las verrugas anogenitales ya están dando resultados, asegura el especialista.

Así, en países como Australia u Holanda, donde llevan años instauradas con una alta cobertura, se ha demostrado su erradicación casi completa en los segmentos más jóvenes de la población. Estas vacunas ya están aprobadas en Europa en varones, con el fin de prevenir la aparición de verrugas y cánceres genitales y de ano, sumándose así a su uso en mujeres para la prevención de verrugas y de cáncer de cérvix.

No obstante, Repiso opina que en la prevención de las ETS se debe incluir también la lucha contra el consumo de alcohol y otras drogas, así como contra las diferencias sociales. “Los dermatólogos somos los referentes en los centros hospitalarios para la derivación de estos pacientes desde Atención Primaria y para la difusión de conocimientos entre los profesionales de la Medicina. De ahí la importancia de estas jornadas”, ha añadido.