20 de octubre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 21:20
Especialidades > Dermatología

La AEDV premia un proyecto solidario del Hospital de Móstoles en Malawi

Es el tercer galardón que recibe la iniciativa puesta en marcha por la dermatóloga Cristina Galván

La dermatóloga del Hospital Universitario de Móstoles Cristina Galván junto a algunos de sus pacientes en Malawi.
La AEDV premia un proyecto solidario del Hospital de Móstoles en Malawi
Redacción
Miércoles, 07 de junio de 2017, a las 16:20
La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) y la Fundación Piel Sana, han premiado el proyecto con el que la dermatóloga del Hospital Universitario de Móstoles, Cristina Galván ayuda a pacientes del área más deprimida de Malawi. Ha obtenido el primer premio, dotado con 12.000 euros, que aseguran la continuación de una iniciativa solidaria que ofrece asesoramiento continuo con el diagnóstico y tratamiento, mediante teledermatología, de enfermedades dermatológicas. Además, en el se realiza un abordaje directo con pacientes durante tres semanas una vez al año. 

Este el tercer galardón que reconoce el valor de este trabajo y no es para menos. Solo el verano pasado, durante su estancia allí acompañada de Noelia Martinez, residente de cuarto año de Dermatología en Palma de Mallorca y Patricia Cobo, enfermera española que trabaja en Londres, se trataron alrededor de 800 pacientes. 

Este verano Galván viajará junto a Marc Corbacho, un médico del Hospital de Sabadell Parc Taulí, Barcelona, que ha sido elegido a través de un proceso de selección, y también con Paula Ruiz, una alumna de quinto curso de la Facultad de Medicina de la Universidad Rey Juan Carlos, seleccionada también tras seguir un exigente proceso de selección. La estancia en Malawi, por su gran valor docente, ha sido considerada para el residente en ambas ocasiones como rotación internacional dentro del sistema MIR.  

Este año será la tercera vez que la doctora viaja hasta la región de NKhotakhota, a una pequeña localidad llamada Benga, para tratar directamente a pacientes dermatológicos pediátricos y adultos. Es una de las zonas más desfavorecidas de un país, Malawi, que se encuentra entre los más pobres del mundo. Se trata de un área rural sin luz ni agua corriente, con la mayor prevalecía de SIDA del mundo y donde la esperanza de vida es de 45 años. 

La gestión económica del proyecto se realiza a través de la Fundación  Emalaikat, relacionada con la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol, que acoge en Malawi a los Cooperantes. En los dos años anteriores la financiación se ha conseguido a través de las ayudas económicas de la Fundación Mutua Madrileña y del Colegio de Médicos de Madrid. En ambos casos obtenida tras presentarse a convocatorias públicas de ayudas y becas a este tipo de proyectos. Este año el premio de la AEDV está financiado por Laboratorios Viñas.

El objetivo del proyecto es mejorar la salud de los habitantes de esa zona gracias a los servicios de atención y tratamientos médicos y farmacológicos que prestan y reducir la incidencia de enfermedades dermatológicas de la población en general gracias a la formación preventiva. Según explica la especialista “vemos muchas enfermedades comunes, habituales y de tratamiento sencillo, que por no haber recibido asistencia médica y tratamiento, se extienden y desarrollan muchísimo.