22 de septiembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 10:10
Especialidades > Dermatología

El tratamiento para la psoriasis, válido para la hidradenitis supurativa

Un estudio analizó qué células eran más activas en la sangre y la piel de los pacientes que sufrían la enfermedad

El estudio pone de manifiesto que la terapia debe centrarse en las células Th17.
El tratamiento para la psoriasis, válido para la hidradenitis supurativa
Redacción
Viernes, 21 de julio de 2017, a las 18:20
Un estudio ha descubierto nuevas vías para el tratamiento de la hidradenitis supurativa (HS), una enfermedad que causa lesiones profundas y dolorosas. El equipo de investigación, dirigido por el profesor de la Universidad de Trinity, Jean Fletcher, analizaron qué células eran más activas en la sangre y la piel de los pacientes de HS en comparación con voluntarios sanos. Este enfoque les llevó a identificar células inflamatorias cutáneas, conocidas como Th17, clave en la patología.

El trabajo pone de manifiesto que el tratamiento se debe centrar en el Th17. De hecho, los investigadores consideran que la medicación ya existente parar curar otras enfermedades de la piel puede ser eficaz contra el HS.

Según Jean Fletcher, "algunos tratamientos similares han tenido mucho éxito en la psoriasis, otra enfermedad inflamatoria de la piel. En las muestras que examinamos vimos que los pacientes de HS que habían sido tratados con una terapia conocida como 'TNF bloqueadores' tenían mucho menos células Th17 que antes".

Además, demostraron que los frenos biológicos que existen en un sistema inmunológico sano parecen incapaces de controlar esta respuesta inflamatoria, lo que indica un desequilibrio subyacente dentro de los propios sistemas inmunológicos.


Afecta a la calidad de vida

Los especialistas consideran que la patología está infra-informado y sub-diagnosticado, pero los investigadores estiman que entre el 1 y 4 por ciento de la población tiene la patología. Los enfermos de HS padecen dolor físico extremo y, al mismo tiempo, tiene un fuerte impacto psicológico. Los tratamientos actuales son por lo general ineficaces.