Redacción Médica
16 de agosto de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 18:30
Especialidades > Dermatología

Dos de cada 10 españoles desconocen que el melanoma es un cáncer de piel

La principal causa de desarrollo en adultos son las quemaduras en la piel provocadas por el sol en la etapa infantil

Agustín Buendía.
Dos de cada 10 españoles desconocen que el melanoma es un cáncer de piel
Redacción
Martes, 17 de julio de 2018, a las 13:05
Un 20 por ciento de los españoles reconoce que no sabe que un melanoma es un cáncer de piel o piensa que no lo es, según revela una encuesta de la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Y eso a pesar de ser el más peligroso de todos los cutáneos.

La principal causa de desarrollo de un melanoma en la edad adulta son las quemaduras en la piel provocadas por el sol durante la etapa infantil. En este sentido, la encuesta, que consta de una muestra de 1.000 personas entre 20 y 50 años con hijos, arroja que sólo un 8,9 por ciento de los padres afirma usar fotoprotectores con sus hijos durante todo el año.

No obstante, los padres, mucho más concienciados sobre la necesidad de proteger la piel de sus hijos, según la AEDV, sí ponen cremas protectoras a sus hijos en primavera y verano, y 8 de cada 10 aseguran que suelen repetir la aplicación de la misma, la mayoría entre dos y tres horas de separación.

Crema solar


En relación a la crema fotoprotectora, un estudio publicado en 'Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology', muestra que no es necesario anticipar media hora la aplicación del mismo antes de exponerse al sol, pues los resultados del trabajo concluyeron que la absorción de la radiación ultravioleta de la crema fue efectiva desde el momento de su aplicación, aunque se estabilizó en el minuto 10.


La exposición prolongada al sol aumenta la aparición de manchas o arrugas


"Ponerse el fotoprotector en el mismo lugar donde nos exponemos al sol evita que parte del producto desaparezca con la fricción de la ropa o el sudor, aunque es muy importante aplicarlo de forma correcta y en cantidad suficiente antes de la exposición solar", ha indicado la dermatóloga de la Universidad de Málaga, María Victoria de Gálvez.

Además, aunque el 92 por ciento de los encuestados señala que su hijo lleva gorra o sombrero en excursiones o cuando realiza actividades al aire libre, utilizan crema solar en estos momentos un 88 por ciento de ellos.

La exposición prolongada al sol no solo incrementa el riesgo de sufrir cáncer de piel, sino que también aumenta la aparición de manchas o arrugas. De hecho, la Fundación Piel Sana explica que el bronceado es una señal de defensa del organismo frente al daño de la radiación social, pero un 24 por ciento de los participantes en el estudio considera que estar bronceado es bueno para la salud.

Cobijarse a la sombra 


El 51,1 por ciento de los encuestados destaca la imposibilidad de encontrar sombras fácilmente en playas o piscinas, pero el 97,2 por ciento asegura que, si las tiene disponibles, se cobija, ya sea bajo un árbol o una sombrilla.

"Este es un dato que tanto las autoridades sanitarias como los responsables políticos de municipios deberían tener en cuenta, pues parece que la presencia de sombras facilita claramente la prevención de quemaduras", ha indicado el responsable de campañas de la AEDV, Agustín Buendía.

En cuanto a los resultados de la encuesta que se ocupan de los niños y las superficies con sombras, un 22 por ciento opina que no las hay en los lugares de ocio infantil y un 14 por ciento de los padres insiste en que no son suficientes las existentes en los colegios.