Consenso médico en 21 indicadores para el tratamiento de dermatitis atópica

El documento de la Academia Española de Dermatología y Venereología pretende estandarizar las actuaciones médicas

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica que cursa en brotes.
Consenso médico en 21 indicadores para el tratamiento de dermatitis atópica
mar 22 septiembre 2020. 10.25H
La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) ha publicado un documento que recoge 21 indicadores de calidad basados en las guías de práctica clínica para el tratamiento de la dermatitis atópica que sirvan para estandarizar las actuaciones de los dermatólogos y mejorar la calidad asistencial de estos pacientes.

El estudio se ha realizado en colaboración con el Grupo de Dermatitis de Contacto y Alergia Cutánea (GEIDAC) y de Dermatología Pediátrica (GEDP) de la AEDV y coordinado desde la Unidad de Investigación. Además, han participado un médico de familia, un médico pediatra y un representante de la Asociación Afectados por Dermatitis Atópica (AADA).

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica que cursa en brotes y se caracteriza por la presencia de prurito muy intenso y xerosis marcada. Esta enfermedad puede afectar a pacientes de cualquier edad, sin embargo, es más frecuente en la edad pediátrica con una prevalencia de hasta el 20 por ciento. En 2010, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la situó en primer lugar entre las enfermedades dermatológicas que más afectan la calidad de vida, con respecto a los años de vida ajustados por discapacidad y años vividos de enfermedad.

La AEDV manifiesta que existen numerosas guías de práctica clínica sobre el manejo de esta enfermedad; si bien, ignora si estas guías son conocidas y aplicadas en el entorno. De ahí la publicación de este documento, en el que de los 150 indicadores propuestos, se obtuvo consenso en 21 de ellos.

--- Puede consultar aquí los indicadores de calidad consensuados ---

La Academia recuerda que los indicadores de calidad obtenidos no reflejan todas las opciones terapéuticas disponibles en la dermatitis atópica. Esta limitación se debe a que algunas terapias no estaban reflejadas en las guías (como dupilumab, por ser un fármaco de reciente aparición), porque su nivel de evidencia no fue suficiente para ser seleccionadas como indicadores (como micofenolato de mofetilo o metotrexate) o no se alcanzó consenso a favor de su relevancia y factibilidad (como alitretinoína o interferón gamma).
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.