"Identificamos mejor qué tratamientos irán bien a según qué melanoma"

Eduardo Nagore explica cómo ha ido evolucionando el tratamiento de este tumor.

Eduardo Nagoro, miembro de la AEDV.
"Identificamos mejor qué tratamientos irán bien a según qué melanoma"
mar 19 febrero 2019. 18.10H
James P. Allison y Tasuku Honjo fueron reconocidos el pasado año con el premio Nobel de Medicina y Fisiología por la inmunoterapia, el tratamiento oncológico que está revolucionando el abordaje del cáncer. Uno de ellos es el melanoma, cuyas tasas de supervivencia han aumentado de una forma "brutal" gracias a ella, tal y como afirma Eduardo Nagore, director de la revista 'Actas Dermosifiolográficas' de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

"En el melanoma, en su conjunto, la supervivencia a cinco años es del 90 por ciento. En cuanto al melanoma metastásico, ha habido una gran diferencia con respecto a los tratamientos anteriores. Si antes la tasa de mortalidad a dos años rondaba el 80 o el 85 por ciento, ahora es de un 25 o 30 por ciento", explica el experto Redacción Médica.

Aunque explica que el tratamiento es lo suficientemente joven como para no tener datos a 10 o 15 años vista, las expectativas son muy buenas. Lo mismo que se está observando en otros tipos de cáncer, salvo por una salvedad: "El melanoma, al ser en principio un tumor pequeño pero que mata, tiene más repercusión mediática".


Bloquear su expansión


"Cada cáncer tiene alteraciones moleculares, que son las que hacen que esa célula pierda el control del cuerpo. Algunas de esas alteraciones son mutaciones. Antiguamente, lo que hacía la quimioterapia clásica era dar fármacos que bloqueaban la multiplicación de esas células", explica.


"En el melanoma en su conjunto, la supervivencia a cinco años es del 90%"


Y prosigue: "Ahora, con los avances que se han hecho en el conocimiento de la Biología molecular, se identifican aspectos concretos que se repiten. Por ejemplo, en el melanoma se han identificado que hay mutaciones muy concretas en el gen  B-RAF, o en el N-RAS. Lo que hacen es que ese gen, en lugar de funcionar normal, lo haga más acelerado y se multiplique más rápidamente. Es decir, a lo que ya sabíamos antes, ahora sabemos una parte del porqué".

De esta forma, en los últimos años se han desarrollado fármacos capaces de bloquear esto. "¿Qué ha pasado después? Pues que al principio respondía un 80 por ciento frente a lo que pasaba antes, que con la quimioterapia solamente sobrevivían un 15 o 20 por ciento de la gente con metástasis. El inhibidor de B-RAF funcionaba muy bien. Pero luego volvía a salir. Consigue bloquearlo pero no del todo: el cáncer intenta eludir estos bloqueos y general mecanismos de resistencia", añade.

Por eso, se están dando combinaciones de fármacos que bloqueen también otros genes. "Esta es una de las líneas en las que se ha trabajado: a partir de moléculas congretas, de genes concretos que tienen alteraciones frente a los cuales se han desarrollado fármacos que compensan eso".


Respuesta inmunológica


Pero el tumor conseguía adaptarse a pesar de este inhibidor, buscando otros mecanismos. Y mientras el sistema inumológico trata de destruir cada tejido anómalo, el tumor intenta extenderse y multiplicarse, generando mecanismos que también inhiben la respuesta inmunológica.

Ahora, además, han logrado identificar algunas de esas moléculas que pruducen el tumor y bloquea a esta respuesta inmunológica. "Se ha conseguido desarrollar fármacos que paralizan este bloqueo. Y esa es la base de la inmunoterapia", añade. En ese campo, el experto señala que se están desarrollando "muchísimos fármacos". "Y se dan o bien aisladamente, o en combinación unos con otros, porque cada uno actúa de forma diferente", apunta Nagore.

Entre los fármacos de uno y otro tipo, suministrados juntos o de forma individualizada, la esperanza de vida con un melanoma metatásico sigue aumentando. Y la investigación no hace más que avanzar. "Esto no tiene fin, porque se va estudiando mucho. Cada vez se van descubriendo más moléculas y se está identificando con mayor fidelidad qué tumor va a ir mejor y cuál peor. De esta manera, podemos ser capaces con antelación de saber a qué pacientes les va a ir bien o mal determinados fármacos", concluye. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.