19 mar 2019 | Actualizado: 11:15

Una médico llegó "a temer por su vida" tras ser agredida por un paciente

Pese a activar el 'botón antipánico' tuvo que esperar a que llegase la Policía

Los compañeros de la médico agredida se han concentrado para demostrar su apoyo.
Una médico llegó "a temer por su vida" tras ser agredida por un paciente
mar 18 septiembre 2018. 12.50H
Redacción
Los profesionales sanitarios se han concentrado a las puertas del Centro Periférico de Especialidades del Hospital de Traumatología de Granada en señal de repulsa por la agresión sufrida por una doctora del Área de Psiquiatría a la que una paciente acorraló y golpeó. La sanitaria ha declarado que "llegó a temer por su vida" y que la "alteración emocional" le impidió seguir pasando consulta.

Según ha informado Satse, la doctora activó el "botón antipánico" pero, por "la escasez de personal de seguridad", hubo que esperar a la llegada de la Policía para que se hiciera cargo de la situación. Tras haberse activado el protocolo de agresiones y celebrado el juicio, la profesional espera aún la sentencia

Agresiones habituales


La Junta de Personal ha reclamado "un esfuerzo en todos los ámbitos de la sociedad para acabar con las agresiones a los profesionales sanitarios que, lamentablemente, son cada vez más habituales en los centros asistenciales", según ha informado el sindicato Comisiones Obreras.

El sindicato ha condenado la agresión y ha manifestado "su honda preocupación por estos hechos que últimamente se repiten con una frecuencia inadmisible". Asimismo, ha recordado a la población que el personal del SAS, "con demostrada profesionalidad y responsabilidad, realiza su labor con el fin de solucionar sus problemas de salud".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.