17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Sanitarios aragoneses destapan una trama de robo de un recién nacido

El matrimonio acusado había contactado con la mujer embarazada, de origen rumano, a través de redes sociales

Hospital de Alta Resolución del Pirineo de Jaca, lugar donde se produjo el intento de robo.
Sanitarios aragoneses destapan una trama de robo de un recién nacido
vie 17 agosto 2018. 14.40H
Redacción
Un matrimonio de la provincia de Huesca ha protagonizado en los últimos días un suceso delicado en el que, además de ellos, se han visto implicados un recién nacido y su madre. La Policía Nacional, después de que el personal sanitario detectara una serie de incongruencias en el historial médico de la parturienta, ha destapado la trama que la pareja estaba desarrollando para quedarse con el bebé de una mujer embaraza con la que ya habían contactado a través de Internet. Según el testimonio del matrimonio, la mujer dijo que no contaba con los recursos económicos necesarios para hacerse cargo de su hijo. 

Según ha informado la Policía Nacional en una nota de prensa, el día del parto las dos mujeres acudieron al hospital de Alta Resolución del Pirineo de Jaca simulando ser hermanas y portando documentación identificativa manipulada por la mujer acompañante para que el niño quedara registrado como hijo de esta última.

Una vez analizados los documentos, la Policía Nacional ha detectado que la documentación aportada por la parturienta había sido manipulada y que, en realidad, pertenecía a su acompañante durante el parto. Además, los datos que la madre biológica facilitó sobre los apellidos del bebé coincidían con los de la mujer y su marido, dato por el cual la policía descubrió que la intención del matrimonio era alterar la paternidad y maternidad civil del bebé recién nacido y registrarlo como hijo propio.


Delito de suposición de parto y falsedad documental


Tras el interrogatorio, la Policía Nacional ha podido saber que el matrominio había localizado a la joven rumana a través de las redes sociales que, al tener ya otros dos hijos, no podía hacerse del tercero. Esta familia le pagó los billetes hasta España, tanto a la mujer embarazada como a sus dos hijos, y los mantuvo cuatro meses en su vivienda hasta el momento del alumbramiento.

Las dos mujeres han sido detenidas por un presunto delito de suposición de parto y falsedad documental. Los agentes comprobaron que, durante el parto, el marido había permanecido en el domicilio familiar al cuidado de los otros dos niños por lo que también ha sido imputado por los mismos hechos. Los tres niños, por su parte, han quedado bajo la tutela de la Fiscalía de Menores y Servicio de Atención al Menor (IASS) del Gobierno de Aragón. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.