Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 08:50
Conocimiento > Derecho

Sanidad avala un consentimiento informado complementario

La SECA lo incluye en las recomendaciones del Ministerio

Susana Lorenzo, vocal de la SECA y directora de Calidad en el Hospital Fundación de Alcorcón de Madrid.
Sanidad avala un consentimiento informado complementario
Miércoles, 01 de junio de 2016, a las 17:00
Entre las recomendaciones de no hacer con que las sociedades científicas rellenan, poco a poco, el proyecto Compromiso por la Calidad del Ministerio de Sanidad, se cuenta alguna que más consiste en hacerlo mejor y no tanto en reducir o suprimir una práctica.

Tal es el caso del consentimiento informado de los enfermos pues, si no se personaliza para cada paciente, corre el riesgo de convertirse en un documento uniforme que descuida las consideraciones específicas de cada caso, algo indeseable a priori según los diversos expertos consultados, pero que también alguno defiende siempre y cuando se complemente el procedimiento estándar con un anexo de circunstancias particulares.

En efecto, la quinta y última sugerencia del listado de prácticas por evitar entregado por la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA), llama a “no utilizar documentos estándar de consentimiento informado sin facilitar una adecuada discusión e información personalizada de los problemas”.

Esto se resuelve, en la práctica, eludiendo el consentimiento informado como un formalismo estandarizado y reemplazándolo, en efecto, por una información específica que suele hacerse de rutina en muchos hospitales, pero no en todos, según ha confirmado a Redacción Médica la directora de Calidad del Hospital Fundación Alcorcón –y actual vocal de la Junta Directiva de la SECA– Susana Lorenzo.

Otros expertos en gestión de la salud como el presidente de la Fundación Instituto de Investigación en Servicios de Salud, Salvador Peiró, han tildado de “razonable” la recomendación y subrayan su carácter positivo más que proclive a dejar de practicar algo, pues da a entender que el consentimiento informado resulta insuficiente per se y precisa de información adicional al no poder incluirse en un documento la multitud de características de cada enfermo.