Piden cárcel a un enfermero por robar 200 recetas para anabolizantes

Utilizaba estos documentos para presuntamente obtener a un precio más bajo medicamentos anabolizantes

Un coche de Policía Nacional.
Piden cárcel a un enfermero por robar 200 recetas para anabolizantes
lun 16 diciembre 2019. 11.20H
El tribunal de la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla juzga este lunes a un hombre, enfermero de profesión, por robar supuestamente 200 recetas oficiales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) a cinco médicos del hospital comarcal de Osuna y del centro de salud de Écija, que utilizaba presuntamente para obtener a un precio más bajo medicamentos anabolizantes, que sirven para aumentar la masa muscular, y venderlos posteriormente a un precio superior, hechos por los que la Fiscalía pide para él cuatro años y medio de prisión.

En concreto, el Ministerio Fiscal lo acusa de un delito de estafa en concurso ideal con otro de falsedad, por el que le pide una pena de dos años y seis meses de prisión; de un delito contra la salud pública, por el que solicita dos años de prisión, y de un delito de leve de hurto, por el que le impone una multa de 1.000 más otras dos de 4.500, según recoge el escrito de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press.

Los hechos ocurrieron entre final de 2013 y principio de 2014 cuando este hombre, además de las recetas, se apoderó presuntamente de dos sellos médicos de dos facultativos, denunciando estos hechos uno de ellos.

También se hizo con varias etiquetas de pacientes, los cuales no tenían prescrito los medicamentos que constaban en dichas recetas, rellenándolos de su puño y letra pero poniendo el nombre y la firma de los doctores a los que pertenecían sin su consentimiento.

El perjuicio fue de 7.184 euros 


Así, una vez rellenadas dichas recetas el fiscal señala que el acusado, con ánimo de lucro, las presentó a 45 farmacias obteniendo con ello un beneficio económico, ya que al usarlas consiguió estos medicamentos por un valor inferior al que le hubiera correspondido en condiciones normales, lo que ocasionó al SAS un perjuicio económico valorado en 7.184 euros.

El acusado, vecino de Utrera, tenía en su domicilio un recetario de enfermedad común o accidente laboral a nombre de dos de los citados doctores, varios medicamentos anabolizantes, cuatro tickets de farmacia y folios impresos con rutinas de diferentes medicamentos y días de la semana y dos sellos identificativos, enseres que intervinieron los agentes tras practicar un registro en su vivienda.

En cuanto a los medicamentos incautados, dos de ellos en concreto falsificados, el fiscal sostiene que fueron obtenidos previamente y que este hombre los tenía en su poder con el fin de proceder a su venta y obtener con ello un beneficio económico.

Por todo ello, este enfermero será juzgado este lunes por el tribunal de la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla y la Fiscalía pide para él cuatro años y medio de prisión y el pago de 10.000 euros en multas.

TAGS

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.