La trabajadora, del Sergas, no tenía autorización de su hija

Piden 4 años de cárcel y 7.200€ de multa por espiar el historial de su hija
El Hospital Xeral de Lugo


16 ene 2019. 17.30H
SE LEE EN 1 minuto
Una trabajadora del Servicio Gallego de Salud (Sergas) afronta cuatro años de cárcel por revelación de secretos, según informa La Voz de Galicia. La mujer, que trabajó en Admisión del Hospital Xeral de Lugo entre los años 2012 y 2014, supuestamente, usaba su contraseña y código secreto para entrar en el historial clínico electrónico de su hija y averiguar datos de sus enfermedades, tratamientos médicos y estado de salud. 

Según la Fiscalía, la trabajadora del Sergas no tenía un consentimiento previo de su hija, aunque no consta que haya revelado la información obtenida a terceras personas.

Multa e inhabilitación


Además de la pena de prisión, el ministerio fiscal pide una multa de 7.200 euros y la inhabilitación como funcionaria para que no pueda trabajar durante 9 años en la Administración. El juicio se celebrará el 30 de enero en la Quinta Sección de la Audiencia de Pontevedra, en Vigo. 

No es la primera vez que la Justicia castiga un hecho así, el pasado mes de noviembre el Tribunal Supremo reiteró la condena de dos años y medio de prisión para dos fisioterapeutas del Hospital Valle del Nalón por un delito de descubrimiento y revelación de secreto. El pasado 10 de enero, una enfermera de 53 años admitió que entró en el historial clínico de una compañera argumentando no conocer que se trataba de un "delito tan grave".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.