17 ene 2019 | Actualizado: 14:20

Piden 3 años de cárcel a una enfermera por revisar historiales no asignados

La historia clínica de los pacientes que no estaban en su servicio eran los de una compañera y sus dos hijos

Juzgados de Valladolid.
Piden 3 años de cárcel a una enfermera por revisar historiales no asignados
mié 09 enero 2019. 11.50H
La consulta del historial clínico de tres pacientes 'no asignados', el de una madre y sus dos hijos, podría llevar a una enfermera de Valladolid a recibir una condena de tres años y medio de cárcel por delito de descubrimiento y revelación de secretos, cuestión que tendrá que dirimirse en el juicio previsto para este jueves, 10 de enero, en la Audiencia de Valladolid.

Además de la referida pena privativa de libertad, la sanitaria se enfrenta al pago de una multa de 6.600 euros y a su inhabilitación absoluta para el ejercicio de su profesión por espacio de seis años y seis meses, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.


Se enfrenta a una multa de 6.600 euros


Los hechos se remontan al mes de febrero de 2016, fecha en la que la encausada, de 53 años, trabajaba como funcionaria sanitaria en servicio de guardia presencial en el centro de salud de Serrada y, como tal, tenía acceso al programa 'Medoracyl', herramienta informática de trabajo para los profesionales de la sanidad de Castilla y León que comprende la información integral de los pacientes, tanto de su historial clínico como de sus datos personales.

Dicha herramienta, tal y como recuerda el fiscal en su escrito de calificación provisional, tan sólo permite la consulta de dichos historiales clínicos cuando se trata de un paciente 'asignado' al profesional que va a efectuar dicha entrada, en virtud de la Ley básica 41/02 de 14 de noviembre reguladora de la autonomía del paciente y derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, así como de la Ley Orgánica 15/99 de protección de datos de carácter personal, la Ley 14/99 y la Ley 14/86 General de la Sanidad.


Una compañera y sus dos hijos


Pues bien, la enfermera procesada, supuestamente, sin motivo justificado, y a pesar de que la aplicación informática advierte al usuario de las consecuencias de intentar entrar en el historial de un paciente 'no asignado', accedió el día 18 de febrero de 2016, sobre las 19.53 horas, al de M.P.E.A, profesional sanitaria y paciente del Centro de Salud de la Plaza del Ejército de Valladolid y el día 23 del mismo mes, sobre las 18.24 horas, al de sus dos hijos, I.M.E. y E.M.E, el primero paciente del Centro de Salud de Olmedo y la segunda del de Laguna de Duero. Los hechos fueron denunciados por la madre y su hija, así como por el marido, en representación legal del otro hijo, menor de edad en aquellas fechas.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.