Se le achacan supuestos delitos de falsedad documental, usurpación de estado civil y fraude a la administración

La Guardia Civil investiga a un médico por presuntas citas falsas
Un agente de la Guardia Civil realizando gestiones por Internet.


27 oct 2022. 10.30H
SE LEE EN 2 minutos
La Guardia Civil de Osuna (Sevilla) ha investigado a un facultativo médico por supuestos delitos de falsedad documental, usurpación de estado civil y fraude a la Administración Pública, después de que el pasado 5 de mayo una madre interpusiese una denuncia por una serie de irregularidades observadas en la concertación de citas médicas para su hijo.

Todo comenzó con la llamada telefónica recibida por esta mujer, de una pediatra que le informaba de un cambio en la cita médica concertada con uno de sus hijos. Al no haber realizado la citada gestión, accedió a la página web "ClicSalud", pudiendo observar cómo uno de sus hijos tenía concertadas en los últimos meses aproximadamente 20 consultas, las cuales no habían sido solicitadas por ninguno de los familiares del mismo.

Tras varias gestiones con la Subdirección Médica del Área de Gestión Sanitaria, la Guardia Civil solicitó datos referentes a las citas médicas concertadas, lugar de asistencia, facultativo que las realizaba y la forma en la cual habían sido solicitadas (telefónica, telemática, presencial, etc), resultando ser la mayoría de ellas, en horario de tarde en la localidad de Estepa, y por un mismo facultativo, coincidiendo con consultas extraordinarias como refuerzo, tras la pandemia sufrida en los últimos años, que ha dejado una gran lista de espera tanto en atención primaria como en las especialidades.


La investigación, a cargo de la Guardia Civil


El Grupo de Investigación de la Guardia Civil de Osuna se encargó de la investigación y al entrevistarse con la familia del menor, esta manifestó que a su hijo menor no lo había asistido nunca el facultativo sospechoso y que las citas detectadas no habían sido solicitadas.

Del mismo modo, para acotar la identidad del autor de dichas citas, la Guardia Civil solicitó al proveedor de servicio de Internet la titularidad de las líneas de varias direcciones IP privadas, para lograr la identificación de los posibles implicados.

Tras meses de investigación, la Guardia Civil esclareció los hechos, procediendo a la investigación de dicho facultativo por supuestos delitos de usurpación de estado civil, falsedad documental y fraude a la administración, instruyéndose diligencias en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Estepa.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.