Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Conocimiento > Derecho

Detenidos por vender falsas curaciones homeopáticas a lesionados medulares

Se han recabado informes de los servicios sanitarios que revelan la carencia de evidencias de este método

Imagen de un coche de la Guardia Civil.
Detenidos por vender falsas curaciones homeopáticas a lesionados medulares
Redacción
Jueves, 31 de mayo de 2018, a las 16:40
La Guardia Civil ha detenido a dos personas e investiga a una tercera por los supuestos delitos de estafa agravada y contra la salud pública por el uso de productos homeopáticos y otras sustancias líquidas –cuya composición está aún por determinar- para 'curar' lesiones medulares con los que han estafado a más de 100 personas y se han embolsado alrededor de un millón de euros.

En concreto, los detenidos realizaban una terapia dirigida a la recuperación funcional de lesionados medulares mediante el supuesto trasplante de ciertas células obtenidas de manera autóloga. Las perspectivas de curación carecían de evidencias evaluadas y los agentes constataron que los tratamientos que realizaban consistían en masajes terapéuticos y administración de productos homeopáticos, a excepción de varios botes con sustancias líquidas que se están analizando para determinar su composición.

Según informa la Guardia Civil, los detenidos ofrecían un tratamiento dividido en cuatro fases que comenzaba con el pago de 4.000 euros y seguía con abonos de más de 50.000 euros, todo ello bajo un claro reclamo: "Trabajamos para la mejora y curación de personas con lesión de la médula espinal".

Perspectivas sin evaluación ni control

Durante la investigación se han recabado informes de los servicios sanitarios de la Comunitat Valenciana, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), hospitales de referencia a nivel nacional, profesionales de la medicina del ámbito de las lesiones medulares y asociaciones de lesionados. En todos se coincide en que las perspectivas de curación que aparentemente se ofertan y difundían los investigados, así como sus publicaciones en medios de comunicación, carecían de evidencias evaluadas y control por las autoridades sanitarias españolas.

A las víctimas se les hacía una promesa futura de curación aprovechando su vulnerabilidad debido, en muchos casos, a la situación de irreversibilidad de su lesión. Las víctimas estaban dispuestas a realizar importantes desembolsos económicos para el sometimiento a la terapia, con el fin de llegar a alcanzar esa mejora o curación que se difundía. Los detenidos advertían a los posibles pacientes de que si no contrataban sus servicios y dado que ellos eran los únicos que ofertaban ese tratamiento, nunca volverían a atenderlos.