Covid-19: las agresiones a médicos en redes sociales crecen un 200%

Ante el descenso de la actividad sanitaria presencial por el Covid-19, se multiplican los casos en el entorno digital

José Enrique Roviralta, presidente del Sindicato Médico de Ceuta.
Covid-19: las agresiones a médicos en redes sociales crecen un 200%
jue 20 agosto 2020. 19.00H
La pandemia del Covid-19 ha trastocado todos los esquemas de los servicios sanitarios. Las medidas de seguridad para frenar la transmisión del coronavirus, principalmente el distanciamiento social, ha propiciado el uso de la telemedicina en todos los sistemas de salud para canalizar las demandas de los pacientes garantizando su seguridad al evitar su presencialidad en espacios de riesgo de contagio, como los hospitales y los centros de salud.

DIRECTO | Siga aquí toda la actualidad sobre el coronavirus

Sin embargo, ello no ha sido óbice para reducir la lacra que suponen las agresiones al personal sanitario. De hecho, la violencia no ha remitido pese al aumento de la telemedicina, sino que se ha trasladado al ámbito digital. Durante la pandemia, debido al confinamiento, las agresiones físicas se han reducido, no obstante, en las redes sociales han aumentando un 200 por ciento, denuncia en Redacción Médica José Enrique Roviralta Arango, presidente del Sindicato Médico de Ceuta, una de las regiones donde los médicos se ven más afectados por ataques provenientes de sus propios pacientes.

La frustración de los pacientes debido a la reducción de la calidad de los servicios asintenciales a consecuencia de la tensión a la que el Covid-19 somete a los sistemas de salud para operar eficazmente se refleja en las redes sociales. En ellas, los usuarios “culpan a los médicos y sanitarios acusándoles de ser ‘vagos’ y de no querer trabajar, cuando es una situación que depende totalmente de la Administración”, sostiene Roviralta.


Un aumento notable de la agresividad


“Evidentemente, durante la pandemia, debido al confinamiento, las agresiones físicas han disminuido”. Incluso, en el actual escenario de nueva normalidad, como hay menor afluencia de pacientes en los centros de salud, y como es aconsejable, “no ha habido agresiones físicas”. Por el contrario, “lo que sí notan los médicos es que hay un aumento notable de la agresividad, la gente está nerviosa por la situación y culpabilizan a los médicos, dudando incluso de la profesionalidad de los trabajadores”. A raíz de ello, en ocasiones, “la gente no entiende que los médicos siguen trabajando y que un diagnóstico ahora es mucho más complejo que en un contexto normal”.


Roviralta: “La gente no entiende que los médicos siguen trabajando y que un diagnóstico ahora es mucho más complejo"



Ante esta situación, considera necesario un refuerzo de las líneas telefónicas y del personal administrativo, “teniendo en cuenta que ante una situación de mayor riesgo deberán implantarse medidas que consigan atender la demanda de la ciudadanía de forma adecuada”.

La gente escribe amenazas e insultos a los médicos y sanitarios al “sentirse protegidos desde su casa”. A través de sus comentarios negativos, el presidente de CESM Ceuta considera que los pacientes “reflejan la profunda frustración de la población, pero también deben verse como un problema de raíz, demostrando que esa agresividad permanece y que deben tomarse medidas al respecto”.

Del mismo modo, Roviralta entiende que la pandemia ha generado una intranquilidad en la población en general, así como un cierto sentimiento de desconcierto, sobre todo al principio. Todo ello se ha traducido en que, además, al no poder acudir al centro de salud, “los pacientes hayan colapsado de forma habitual las líneas telefónicas y en diversas ocasiones esa impaciencia se haya traducido en interactuaciones muy agresivas contra el personal que atendía las líneas”.


Agresión con una menor presente


En las últimas semanas, en la ciudad autónoma se ha detectado agresiones físicas a médicos. Recientemente, el 061 recibió en Ceuta un aviso de una niña con fiebre y desvanecimiento en la vía pública. Los profesionales sanitarios tardaron “menos de un minuto” en acudir a la calle donde se encontraban, aun así “los familiares les increparon su tardanza e insultaron a los sanitarios”.

En urgencias, el comportamiento agresivo se mantuvo, “insultando a la médica que atendió a la niña y amenazando a diferentes profesionales del centro”, el responsable de la organización sindical quien, en este contexto, añade que “los médicos que acuden para tratar casos en domicilios añaden que es muy habitual que se les insulte y desprecie, incluso sin mantener la distancia de seguridad, algo muy peligroso en estos momentos debido al Covid-19”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.