18 dic 2018 | Actualizado: 19:15

Condenan a un hospital por la agresión sexual que sufrió una paciente

Se considera que los 3 enfermeros que había para vigilar a 36 ingresados eran "insuficientes" y deben pagar 18.000 euros

Hospital público Parc Taulí de Sabadell.
Condenan a un hospital por la agresión sexual que sufrió una paciente
mié 26 septiembre 2018. 12.25H
Redacción
El hospital público Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) ha sido condenado a pagar 18.000 euros por la agresión sexual sufrida por una paciente de la planta de salud mental, según publicó este martes el diario El País. Concretamente, el Juzgado de lo Contencioso número 15 de Barcelona ha considera que los tres enfermeros que había en el momento de los hechos para vigilar a 36 pacientes eran “insuficientes a todas luces”.

La justicia catalana dictamina que la agresión sexual se debió a una “falta de atención y/o vigilancia” y, por ello, fallan que el daño sufrido por la víctima es atribuible “al mal funcionamiento” del centro sanitario.

Los hechos tuvieron lugar en 2015 en un lavabo de la séptima planta del Parc Taulí, donde uno de los pacientes obligó a la víctima a hacerle una felación y posteriormente intentó penetrarla vaginalmente, aunque sin consumarlo.

Según el hospital, fue el personal sanitario el que se percató de que algo sucedía y evitó que la agresión fuera a más. “El equipo de enfermería detectó una situación sospechosa y se actuó”, defiende Diego Palao, director de Salud Mental Parc Taulí. Palao añade que se puso en marcha el protocolo de actuación para estos casos: se sometió a la víctima a una inspección ginecológica y se dio aviso a los familiares y al juzgado.


Especial protección en el área de salud


La sentencia considera que en el área de salud mental los pacientes “han de ser objeto de especial protección y seguridad”. “La existencia únicamente de tres personas enfermeras en una unidad de planta de riesgo elevado de conflictividad es del todo insuficiente como para poder abarcar todas las situaciones posibles de peligro”, reprocha la sentencia.

Según publica este mismo diario, el abogado de la defensa, Ángel Aso, lamenta que la indemnización se haya reducido a 18.000 (reclamaba 150.000) y achaca el caso a los recortes presupuestarios. “Siempre parece que todo sale, pero en algunos casos se demuestra que esto no es así. A mayor recorte, menos personal. Aunque solo haya pasado una vez, el centro debe tomar medidas correctoras”, zanja el abogado
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.