18 feb 2019 | Actualizado: 19:00

Baremo de daños: misterio sin resolver

La necesidad de unificar los criterios de las indemnizaciones sigue en el aire

jue 15 octubre 2015. 21.12H
Ricardo Martínez Platel. Madrid
"El baremo de daños sanitarios es un misterio sin resolver", así de contundente se ha mostrado Juan Abarca Cidón, vicepresidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario, en la mesa que ha moderado sobre esta asunto en el marco de la XXII edición del Congreso Nacional que se celebra en el Colegio de Médicos de Madrid.

Ángel Hernández Gil, miembro de la Comisión de Deontología de la OMC; Eugenio Laborda, presidente de la Sociedad Española de Valoración del Daño Corporal; Juan Abarca Cidón, vicepresidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario; Carlos Macaya, presidente de Facme; y Juan Calixto Galán, fiscal de la Audiencia Provincial de Cáceres.


Cuando parecía que el proyecto vería la luz antes de que finalizase la legislatura, el departamento de Justicia paralizó el documento por "razones técnicas". El objetivo era que se convirtiera en una medida que garantizase la seguridad jurídica y estableciese criterios de igualdad basados en aspectos técnicos y científicos, a partir de unas escalas pensadas  para cada patología, que recogerían una puntuación en función de la gravedad y las secuelas.

Abarca Cidón, que no entiende los motivos que han llevado al ministerio a "aparcar el proyecto" después de dos años de trabajo del Consejo Asesor , ha asegurado que Sanidad les ha garantizado que, en el caso de seguir en el Gobierno después de las elecciones, sería una de las primeras normas en poner en marcha. Abarca Cidón ha incidido en que la ausencia de este medida seguirá fomentando la judicialización de la sanidad, la medicina defensiva y genera a las aseguradoras "un gran problema con las primas".

En este punto, Ángel Hernández Gil, miembro de la Comisión de Deontología de la OMC, aunque ha reconocido que uno de los riesgos de este baremo que por el momento no verá la luz es que "podría provocar un 'efecto boomerang' y aumentar las reclamaciones, aunque ha hecho hincapiés en que generaría seguridad jurídica y se uniformarían las indemnizaciones. 

Por su parte, Juan Calixto Galán, fiscal de la Audiencia Provincial de Cáceres, ha manifestado que "se ha perdido una gran oportunidad, porque existía una necesidad y el aparcamiento voluntario del legislador ha malogrado una ocasión de oro, teniendo en cuenta que la reforma del Código Penal ha elevado un peldaño la responsabilidad del médico". Carlos

Carlos Macaya, presidente de Facme, ha expresado el desconocimiento que tienen los profesionales sobre este asunto y ha reconocido que desde las sociedades científicas lo veían con muy buenos ojos, ya que " evitaba la incertidumbre que tienen los agentes, tanto pacientes como profesionales, que siempre tienen la duda de cuál va a ser el montante que se le solicita".

Por último, Eugenio Laborda, presidente de la Sociedad Española de Valoración del Daño Corporal, ha lamentado que esta idea del baremo específico "haya quedado en nada y estemos igual que hace diez años". Además, Laborda ha matizado que el baremo de tráfico es un sistema indemnizatorio económico-jurídico y no es un sistema médico.