"La pericia médica va a tener un papel protagonista en la etapa post-Covid"

Promede aborda en una tertulia médico-jurídica los retos a los que se enfretarán los peritos médicos

Manuel Moya, director de Docencia de Promede, y María Rodríguez de Alba, directora de Responsabilidad Sanitaria de Promede.
"La pericia médica va a tener un papel protagonista en la etapa post-Covid"
mié 29 julio 2020. 14.00H
 La pandemia de la Covid-19 ha generado un escenario "propio para humanizar futuros conflictos jurídico-sanitarios, y sin duda la forma de humanizar estos conflictos sanitarios es evitar la judicialización de los mismos mediante la introducción de soluciones alternativas de resolución de conflictos, como la negociación sanitaria, en la que tanto el perito como el especialista en derecho sanitario adquieren un papel imprescindible como facilitadores de soluciones extrajudiciales".

Para Manuel Moya, director de docencia de Promede, “todas estas circunstancias van a dar trabajo en lo que se refiere a la peritación médica. Sin embargo, la resolución de estos problemas no está clara. Por eso, hemos decidido organizar esta sesión para aportar un poco de luz desde todo lo que se puede hacer desde la pericia”. Así lo ha asegurado durante la tertulia médico-jurídica online "La pericia médica en reclamación por la Covid-19", una sesión que sigue la línea de las jornadas que viene organizando periódicamente Promede de manera presencial y se constituye así como la decimotercera tertulia médico-jurídica.

Las reclamaciones por no tomar medidas efectivas para la prevención de la infección, por errores o negligencias en pacientes con Covid-19, por empeoramiento de enfermedades preexistentes, por falta de atención sanitaria por sobrecarga del sistema o por no adoptar las medidas necesarias para evitar el contagio en el personal sanitario y por no poner a su disposición los equipos de prevención adecuados son algunos ejemplos a los que se tendrán que enfrentar los despachos de abogados.

En este sentido, “la pericia médica va a tomar un papel protagonista en esta etapa post-Covid para evaluar los daños causados a nivel personal y social, ya sea desde la pérdida de oportunidad, valoración del daño corporal o la praxis médica (indicando si fue o no acorde con la lex artis)”, explica María Rodríguez de Alba, directora de Responsabilidad Sanitaria de Promede.

Pericia Médica, un instrumento al servicio de la justicia


En esta tertulia también han participado Elena Muñez Rubio, médico Adjunto de Medicina Interna de la Unidad de Infecciosas del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda y asesor Médico de Aon; Ofelia de Lorenzo, directora del Área Jurídico-Contenciosa en De Lorenzo Abogados; Eugenio Laborda Calvo, jefe del Departamento de Asesoría Médica de AMA; y Carlos Sardinero, fundador del Despacho Sardinero Abogados.

Tal como se ha puesto de manifiesto durante la sesión, la pericia médica es un instrumento técnico al servicio de la justicia que sirve para valorar un caso determinado y que el juez necesita para formar su criterio. Hoy en día es imprescindible "tener en cuenta las dificultades en la valoración, ya que se trata de una enfermedad nueva, con protocolos cambiantes, recomendaciones sanitarias determinadas, una Atención Primaria casi inexistente durante el confinamiento o una falta de delimitación clara de las responsabilidades de la Administración", como apuntan desde Promede.

En esta línea, los expertos reunidos durante el debate han explicado que no es posible aún decir cuáles serán las secuelas de la enfermedad, que muy probablemente ha existido una pérdida de oportunidad en los ancianos de residencias  y que se pueden requerir responsabilidades en lo que respecta a la asistencia sanitaria, ya que ha habido restricciones de visitas y aislamiento de enfermos con el correspondiente deterioro de la atención y asistencia a terminales sin adecuados cuidados paliativos.

Se prevé un número elevado de reclamaciones 


Los expertos coinciden en que en la selección de enfermos se han aplicado, en general, criterios clínicos, aunque se haya cometido el error en algunas recomendaciones de señalar límites de edad, que pocas veces se han cumplido. Asimismo, afirman que han existido muchos problemas derivados de los tratamientos utilizados o de racionalización de recursos como consecuencia de la avalancha de enfermos y problemas de abastecimiento con determinados tratamientos.

Todo ello augura un número elevado de reclamaciones en estos campos en los que es fundamental personalizar y estudiar de forma detallada por un perito médico. Por otro lado, han hecho especial hincapié en las denuncias que pueden llegar por problemas de responsabilidad médica en lo que respecta a la falta de prevención de riesgos laborales, la atención en el cuidado de ancianos de residencias o por la asistencia realizada a través de herramientas de telemedicina.

Otros de los temas planteados fue que solo se puede aceptar lo ocurrido si se invoca el concepto de fuerza mayor, que la falta de equipos no exime al médico del deber de cuidado, salvo si su vida corre un riesgo inmediato y que, en lo que se refiere a los sanitarios, los expertos creen que habrá muy pocas reclamaciones contra ellos debido a la buena imagen que tienen. Por eso, en estos casos puede ser muy útil recurrir a la resolución extrajudicial de conflictos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.