Vinculan la presión arterial alta de noche con problemas de memoria

Las personas con inmersión inversa tienen más probabilidades de poseer áreas en el cerebro dañadas

Adam M. Brickman, de la Universidad de Columbia en Nueva York.
Vinculan la presión arterial alta de noche con problemas de memoria
mié 15 abril 2020. 22.00H
La presión arterial de la mayoría de las personas baja durante la noche, pero para algunas personas, especialmente aquellas con presión arterial alta, su presión nocturna se mantiene igual o aumenta, lo que se denomina "inmersión inversa".

Un nuevo estudio muestra que estas personas pueden tener más probabilidades de tener áreas pequeñas en el cerebro que parecen dañadas por enfermedades vasculares y problemas de memoria asociados, según publica en Neurology, la revista médica de la Academia Estadounidense de Neurología.

"Estos resultados se suman a la creciente evidencia que muestra la importancia de los factores de riesgo vascular para contribuir a los problemas de memoria -explica el autor del estudio Adam M. Brickman, de la Universidad de Columbia en Nueva York-.

También señalan el mpacto potencial que tendría  prevenir la presión arterial alta a través de esfuerzos como mantener un peso saludable, estar físicamente activo y tener una dieta saludable".


"Estos resultados se suman a la evidencia que muestra la importancia de los factores de riesgo vascular para contribuir a problemas de memoria"


En el estudio participaron 435 personas con una edad promedio de 59 años que se inscribieron en un estudio sobre el envejecimiento en Venezuela.

Se monitoreó su presión sanguínea durante 24 horas en casa con un dispositivo que la tomó cada 15 minutos durante el día y cada 30 minutos por la noche.

También se les realizaron escáneres cerebrales para buscar las áreas pequeñas en el cerebro que parecen dañadas por una enfermedad vascular, llamadas hiperintensidades de la sustancia blanca, y se hicieron pruebas de su memoria y otras habilidades de pensamiento.

La mayoría de las personas, el 59 por ciento, tenían presión arterial alta, que se definió como un promedio de 24 horas de más de 130/80 mmHg, o estaban tomando medicamentos para la presión arterial alta.

En la mitad de las personas, la presión arterial bajó por la noche, en un 40 por ciento se mantuvo igual y en un 10 por ciento aumentó.

La inmensión inversa puede amplificar los efectos de la presión arterial alta


Los investigadores encontraron que después de ajustar por edad, las personas con presión arterial alta e inmersión inversa tenían más del doble de hiperintensidades de materia blanca que los otros participantes.

Tenían un promedio de más de seis centímetros cúbicos de estos cambios en la materia blanca en el área periventricular del cerebro, mientras que los otros participantes tenían un promedio de 2,5 centímetros cúbicos o menos.

Aquellos con presión arterial alta y la inmersión inversa también tenían más probabilidades de tener puntuaciones más bajas en una prueba de memoria que los otros participantes.

Tenían puntuaciones promedio de aproximadamente 33, mientras que los otros participantes tenían puntuaciones promedio de aproximadamente 40. Estas diferencias en la memoria entre los grupos se explicaron en parte por las diferencias en la presión arterial y el estado de inmersión.


"Se necesitarán estudios más largos que sigan a las personas a lo largo del tiempo"


"Parece que la inmersión inversa puede amplificar los efectos de la presión arterial alta en la salud cerebrovascular de las personas y las capacidades cognitivas asociadas", ha explicado Brickman.

El estudio examinó a las personas en un momento dado. No muestra que los aumentos de la presión arterial durante la noche causen cambios en la sustancia blanca y problemas de memoria. Solo muestra la asociación.

"Se necesitarán estudios más largos que sigan a las personas a lo largo del tiempo para determinar si estos factores realmente conducen a cambios en la materia blanca y problemas de memoria, aunque nuestros hallazgos iniciales son consistentes con esta hipótesis", apunta Brickman.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.