Redacción Médica
20 de octubre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:20
Especialidades > Cardiología

Uno de cada 3 pacientes con insuficiencia cardiaca padece depresión

Un 30% de las personas analizadas en un investigación presentaron síntomas de ansiedad clínicamente significativos

El 13% cumplieron con los criterios de diagnóstico para los trastornos de ansiedad.
Uno de cada 3 pacientes con insuficiencia cardiaca padece depresión
Redacción
Lunes, 09 de julio de 2018, a las 12:40
Un tercio de los pacientes con insuficiencia cardiaca padece depresión y ansiedad, según una investigación realizada por expertos del Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos) y que ha sido publicada en la revista 'Harvard Review of Psychiatry'.

La insuficiencia cardiaca es una enfermedad crónica y progresiva en la que el corazón no puede bombear suficiente sangre y causa síntomas como fatiga y dificultad para respirar. De hecho, estudios previos ya han relacionado el riesgo de trastornos psiquiátricos en pacientes con esta patología.

Para confirmar estos datos, los investigadores analizaron diferentes estudios que asociaban la insuficiencia cardiaca con la depresión y ansiedad, señalando que estos trastornos psicológicos se dan en mayor medida en los enfermos con insuficiencia cardiaca.

Además, los científicos comprobaron que no solo los pacientes con insuficiencia cardiaca con depresión tienen mayor riesgo de muerte o eventos cardiacos, sino también que los adultos sanos con depresión son más propensos a desarrollar insuficiencia cardiaca.

30% con diversos trastornos de ansiedad


Del mismo modo, un 30 por ciento de los pacientes analizaron presentaron síntomas de ansiedad clínicamente significativos, mientras que 13 por ciento cumplieron con los criterios de diagnóstico para los trastornos de ansiedad como, por ejemplo, trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de estrés postraumático o trastorno de pánico.

"La depresión y la ansiedad pueden hacer que sea más difícil para los pacientes con insuficiencia cardiaca seguir las recomendaciones de dieta, ejercicio y uso de medicamentos", han avisado los investigadores, para destacar la necesidad de seguir investigando en tratamientos más efectivos para este colectivo de pacientes.