Un estudio vincula tener perro con una mejor salud cardiovascular

Examinan a más de 1.700 adultos en la República Checa y descubren que los dueños de canes tienden a ser más activos

José Medina-Inojosa, de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, autor principal del estudio.
Un estudio vincula tener perro con una mejor salud cardiovascular
lun 16 septiembre 2019. 15.40H
Igual es por las caminatas o por el amor incondicional, pero hay algo en tener un perro que va de la mano con una mejor salud del corazón, sugiere un estudio en Europa del Este. Para llegar a esa conclusión, los investigadores examinaron a más de 1.700 adultos en la República Checa y descubrieron que los dueños de canes tienden a ser más jóvenes, mujeres y más propensos a fumar que las personas con diferentes mascotas o sin animales de compañía. Sin embargo, también eran más activos, tenían mejores niveles de grasa y azúcar en la sangre y menos probabilidades de ser obesos, lo que les daba un mejor perfil de salud cardiovascular en general que el resto.

“Si estás pensando en tener una mascota, un perro probablemente te ayudará con tus objetivos de salud cardiovascular. Este debería ser un punto que lo ayudará a tomar esa decisión ”, ha asegurado José Medina-Inojosa, de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, autor principal del estudio.

Se sabe que los dueños de perros realizan más actividad física y tienen más probabilidades de tener hábitos de ejercicio regulares que aquellos sin perros, señalan los autores del estudio en Mayo Clinic Proceedings. Estos beneficios fueron reconocidos en una declaración de 2013 de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) que relacionaba tener una mascota, especialmente un perro, con un menor riesgo de enfermedad cardiaca.

Más probabilidades de comportamientos saludables 


Para el estudio actual, Medina-Inojosa y su equipo analizaron datos sobre hombres y mujeres en la ciudad de Brno que participaban en un estudio más grande a largo plazo. Ninguno de ellos tenía enfermedad cardiaca cuando fueron reclutados en 2013-2014, entre los 25 y los 64 años. Del casi 42 por ciento de los participantes con una mascota, más de la mitad poseía un perro.


"Un perro probablemente te ayude con tus objetivos de salud cardiovascular"


Después de tener en cuenta la edad, el sexo y el nivel educativo, el equipo descubrió que la propiedad del perro se asociaba con un puntaje de salud cardiovascular total más alto en comparación con aquellos con otros tipos de mascotas o aquellos sin mascotas.

Excepto por fumar, señalan los investigadores, los dueños de perros tenían más probabilidades de tener comportamientos saludables para el corazón, como hacer ejercicio y comer una dieta saludable, y tenían más probabilidades de tener niveles ideales de azúcar en la sangre. También tendían a tener niveles más altos de colesterol HDL saludable y una menor prevalencia de diabetes.

Los dueños de otras mascotas, como gatos o caballos, también tuvieron puntajes de salud cardiovascular más altos en comparación con aquellos que no tienen mascotas, pero esta diferencia desapareció después de ajustar por edad, sexo y niveles educativos.

Sensación general de bienestar 


El estudio no fue diseñado para determinar si tener un perro podría afectar directamente a los marcadores de riesgo de enfermedad cardiaca o cómo hacerlo, o si las personas más saludables tienen más probabilidades de tener perros.

Una limitación, reconocen los autores, es que analizaron la salud cardiaca de los participantes en un momento dado y no tenían datos sobre cuánto tiempo habían sido dueños de sus mascotas.

Aun así, Medina-Inojosa dijo en una entrevista telefónica con Reuters que es posible que "ser dueño de una mascota le dé una sensación general de bienestar. Empiezas a tomar mejores decisiones sobre tu comida, tal vez fumar menos, quizás caminar un poco más, levantarte de la cama, y ​​eso hace que tu dieta se acomode y luego tus valores de laboratorio tienden a quedarse atrás".

Explicación al tabaquismo 


El hecho de que los participantes residieran en Europa Central y Oriental, donde las tasas de tabaquismo se encuentran entre las más altas del mundo, podría explicar la gran cantidad de fumadores en el estudio, anotó.


"Es posible que ser dueño de una mascota le dé una sensación general de bienestar" 


El ejercicio diario de mantener al perro y sacarlo a pasear es lo que promueve una mejor salud y no solo tener uno, explicó Angela Curl, de la Universidad de Miami en Oxford, Ohio, en una entrevista telefónica con la agencia Reuters

Curl, que no participó en el estudio, cree que se requiere más investigación para ver si ser dueño de una mascota mejora la salud cardiovascular.

“Creo que podemos confiar más en el resultado si están estudiando el cambio con el tiempo. Es difícil saber si las personas eran o no diferentes antes de tener mascotas que después de tenerlas, si obtener o no un animal marcó la diferencia para ellos”, concluye. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.